Competición
  • Champions League
  • Hoy en As

NÁPOLES 3 - BOLONIA 1

Milik y Callejón acuestan al Nápoles líder de Italia

Dos goles del delantero polaco y uno del exjugador del Madrid, que suma cinco en cuatro encuentros, dieron una cómoda victoria al Nápoles.

Milik y Callejón acuestan al Nápoles líder de Italia
CARLO HERMANN AFP

El Nápoles se acostó líder de la Serie A gracias a otra contundente victoria: los partenopei derrotaron 3-1 al Bolonia en San Paolo con goles de un imparable José Maria Callejón (Pichichi de la Serie A con 5 tantos) y un doblete Arkadiusz Milik. El polaco entró en la reanudación y confirmó ser el heredero ideal de Gonzalo Higuaín, enloqueciendo a la afición de Fuorigrotta.

Gracias al mercado de este verano (y al adiós del Pipita, que lo financió), Sarri puede contar en este curso con una plantilla más amplia, que le consiente hacer rotaciones sin perder nunca calidad. Ante los rossoblú, tras la victoria de Champions a domicilio con la Dinamo de Kiev, el técnico salió de inicio con Strinic, Zielinski, Gabbiadini, Insigne en el lugar de Ghoulam, Allan, Milik y Mertens, y sin embargo su gran juego no se vio perjudicado. Uno de los intocables, como siempre, es José María Callejón: el español solo se perdió un partido de las últimas cuatro Serie A (incluyendo esta), y con los felsinei volvió a ser decisivo. En el 14', aprovechando otra gran asistencia de Insigne, el exmadridista abrió la lata con un cabezazo firmando su quinto tanto en cuatro jornadas del Calcio, el número 50 en sus 163 presencias de azzurro. Es el tercer partido consecutivo de Liga que el español termina con al menos un gol, tras los dobletes endosados al Milán y al Palermo. Está intratable.

Nada más empezar la reanudación, sin embargo, un latigazo del joven Simone Verdi desde los 30 metros sorprendió a Pepe Reina, que no pudo detener su chut potente pero bastante central. El tanto desestabilizó a los partenopei, que tardaron unos minutos en volver a despertarse. Fue Arkadiusz Milik que se encargó de tirar del carro: el ex del Ajax sustituyó a Gabbiadini en el 61', y seis minutos después, recibiendo una genial asistencia de Hamsik marcó el 2-1 con una delicada vaselina con la zurda. Siempre con el mismo pie, en el 78', chutó desde fuera del área superando a Da Costa y dejando al San Paolo sin voz.

El polaco, tras el doblete de Champions, ya lleva 6 goles en 5 partidos y después de haber mostrado su fuerza en el juego aéreo, ante los de Donadoni confirmó ser un delantero absolutamente completo. En el 81'. además, puso con una genial combinación a su compatriota Zielinski solo ante la portería rival, obligando a Krafth a una falta que le costó la tarjeta roja. El partido se acabó básicamente allí: el Nápoles, a la espera de los partidos de mañana, se acostó líder con 10 puntos y la certeza de que su delantera, con 14 goles en 5 partidos, siempre es letal. Con o sin Gonzalo Higuaín.

Por su parte, el Lazio logró su segunda victoria de la temporada venciendo al Pescara por 3-0. En un duelo dominado por los romanos, el penalti fallado por Memushaj en la primera parte para los visitantes marcó el choque. El cabezazo de Milinkovic-Savic pasada la hora de partido abrió un marcador que ampliaron Radu e Immobile, para sentenciar en apenas diez minutos.