UEFA | JOSÉ LUIS LÓPEZ SERRANO

“La UEFA no sería capaz de hacer lo de las bolas frías”

López Serrano fue responsable de relaciones internacionales del Madrid varias décadas. Al escuchar lo dicho por Blatter decidió defender al organismo europeo.

“La UEFA no sería capaz de hacer lo de las bolas frías”
Rafa Aparicio

¿Qué le pareció lo que dijo Blatter de las bolas frías en los sorteos de la UEFA?

—Se merece una respuesta dura, porque la UEFA para eso es muy seria y sería incapaz de hacer esa cochinada. Esa forma de actuar no corresponde a la seriedad tradicional del organismo europeo. Por el contrario, en la FIFA siempre han sucedido cosas más extrañas

—Le veo encendido…

—Hombre, yo he llegado a ser el decano de los clubes en los sorteos europeos. Sé de lo que hablo. Y he podido comprobar que la UEFA nunca ha controlado los sorteos. Incluso hubo una época en la que podría haber estado tentada, cuando hubo ese movimiento llamado G-14 con Madrid, Barcelona, Milán y Bayern a la cabeza, que intentaban crear una gran competición paralela.

—Eso no lo veía bien la UEFA...

—Era muy contrario a sus intereses, claro. Recuerdo que para un sorteo de semifinales, Mendoza me dijo: “¿Vas con miedo por si la UEFA pudiera tomar represalias y enfrentarnos con el más duro?”. Yo le contesté: “Imposible, la frialdad de la UEFA no coincide con el calentamiento nuestro”.

—¿Cómo asegura UEFA la seguridad de los sorteos?

—Es que fuimos los clubes, por ejemplo, quienes propusimos el sistema actual de competición de fase de grupos y de sorteos… El Madrid tuvo mucho que ver en eso. Y la UEFA lo aceptó. Hay mucha seriedad en el proceso.

—¿Por qué ha dicho Blatter que la UEFA pone bolas frías?

—Porque él ha sido el factótum de la FIFA muchos años. Pero encontró sus principales apoyos siempre en el mundo hispanoamericano. Nunca pudo meter mano en la zona europea, mucho más seria. Ahora, sin embargo, ha conseguido la presidencia de la FIFA un gran profesional de la UEFA, el señor Gianni Infantino, y estamos seguros de que va a intentar redirigir la FIFA y darle el brillo, el auge y la seriedad que merece el organismo.

—¿Venganza de Blatter?

—Le molesta que un europeo se haya hecho con su presidencia. Seguro que hubiera preferido tener a un presidente de la zona que él controlaba para poder dirigirlo...

—¿Desde qué año se encargó usted en el Madrid de representarlo en los sorteos?

—Pues desde que falleció Bernabéu. Empecé a ir con el gran gerente Antonio Calderón, a finales de los 70, y luego con Manuel Fernández Trigo. Ahí es cuando entré en el ajo. Desde el 78 estuve metido en eso hasta que hace unos años me obligaron a jubilarme. Y como le digo, fui decano asistiendo a los sorteos de la Copa de Europa, junto con el vicepresidente del Anderlecht, el señor Verchueren.

—¿Nunca vio que se metiera una bola en la nevera?

—¡Nunca! Eso se ha dicho muchas veces de broma, y nada más. Es un bulo… Cuando la venganza de la UEFA por el G-14 se pudo producir, no ocurrió. Esa es la clave.