ATLÉTICO DE MADRID

El Sporting castigó a Simeone, conformista en sus cambios

El técnico rojiblanco se vio con 0-1 ante los asturianos y quitó a sus tres delanteros (Griezmann, Vietto y Correa) para meter a Torres, Gabi y Juanfran.

Madrid
0

LALIGA

Es un partido visto muchas veces este curso: el Atlético se adelanta en el marcador y luego, gracias a su excepcional poderío defensivo, se limita a mantener el sitio y dejar que el rival se estrelle contra un muro. Siempre había salido bien, salvo en A Coruña, donde Lucas Pérez castigó un error individual de Giménez.

En Gijón, con las piernas aún tensas por la prórroga y los penaltis que resolvieron la vuelta de octavos de final de la Champions ante el PSV, la táctica salió rana de nuevo. El Atlético se vio por delante con el golazo de falta de Griezmann y no buscó más goles para certificar el triunfo; al menos no los buscó mediante el dominio. A la contra pudo matar, pero Vietto malogró varios contragolpes.

Los cambios de Simeone desde el banquillo fueron suficiente muestra de la intención del técnico, que vio al equipo cansado y sin demasiadas soluciones (lógico ante el esfuerzo a que se sometió el equipo el martes pasado): quitó del césped a su tridente de ataque, compuesto por Griezmann, Correa y Vietto, e introdujo a Fernando Torres, Gabi y Juanfran. Dos delanteros y un extremo a cambio de un delantero, un mediocentro y un lateral que, con Gámez en su sitio, actuó de interior.