ESPANYOL-RAYO | PACO

"Me encanta que los de abajo ganen, nos exigen ser mejores"

El técnico analizó a su próximo rival, el Espanyol: "Este partido se va a ganar desde la tranquilidad, no desde la presión".

0
"Me encanta que los de abajo ganen, nos exigen ser mejores"
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

CONVOCADOS: Los lesionados siguen con sus procesos de recuperación y no podemos contar con ninguno. Los sancionados tampoco están disponibles. Tenemos bastantes bajas, pero no podemos excusarnos en nada. Los que estemos tenemos que hacer un sobresfuerzo. Ahora es buen momento para que gente que habitualmente no ha tenido minutos o que había perdido esa titularidad la vuelva a recuperar. La parte mala es que no te gusta perder gente y la buena es que hay gente que tiene que reivindicarse y este es su momento. Entiendo que hay jugadores que deben dar un paso al frente y si contribuyen y hacen lo que tienen que hacer seguirán jugando.

EQUIPO: El equipo está bien. Rápidamente nos olvidamos de todo lo bueno y malo que pasa. Tenemos que seguir demostrando la buena racha de resultados, juego y sensaciones, pero también de estadísticas. Hay una estadística que dice que somos el equipo que más corre de la segunda vuelta. Eso no hay que perderlo, es trabajo, actitud y lo que la gente nos exige. Estoy muy satisfecho de eso porque a partir de ahí hay que cimentar el resto. Ahora vienen una serie de partidos en los que se va a decidir la temporada. Ahora estamos fuera del descenso, que ya es un gran esfuerzo, pero no es suficiente. Tenemos que pegar un arreón y queremos que sea ahora.

ERROR JUAN CARLOS: Confío en todos mis jugadores. El hecho de que los quite o los ponga no quiere decir que no tenga confianza en ellos. Tengo que buscar lo mejor para el equipo. Lo que tenga que pasar lo veréis. No es cuestión de confianza o no. Entiendo que si uno responde a esa confianza debe seguir. Lo hice cuando cambié a Juan Carlos por Yoel y lo volveré a hacer si tengo que hacerlo.

SALVACIÓN: Me encanta que los equipos de abajo ganen. Si no ganaran no tendría gracia y esto sería demasiado fácil. Que ganen los de abajo nos está exigiendo a ser mejores. A los que estamos por encima nos obliga a no caer y si caemos a levantarnos. Las situaciones comprometidas son las que te hacen bueno. Que ganen los de abajo lo doy por hecho y a veces hasta me alegro. Me alegra que Las Palmas gane tres partidos seguidos. Me alegra porque veo que hay equipos que lo pueden hacer y nos lleva a pensar por qué no nosotros. Al final abajo estarán los peores y son los que no se acomodan a las circunstancias. Cuando los de abajo ganan, nosotros tenemos que ganar y cuando los de abajo pierden, también tenemos que ganar para que la distancia se siga incrementando. Sería un discurso muy poco realista y mediocre decir que como los de abajo no ganan estamos bien. La competición estará mejor si todos ganan y se equilibra todo.

CLAVES DE LA BUENA RACHA: Una de ellas es la de encajar la situación que teníamos. La primera vuelta fue bastante mala. Hacer ver al equipo que las sensaciones eran buenas pero había que reconducirlas ha sido positivo. Tendremos muchas pegas y reproches, pero de trabajo este grupo es de diez. No se puede tener una plantilla que pelee y trabaje más que esta. A partir de ahí se pueden cimentar muchas cosas. Hemos mejorado muchísimo, pero lo mejor y lo difícil está por llegar, que es quedarnos en una situación tranquila. El equipo siempre entiende que pase lo que pase en un partido eso no nos mediatiza. El equipo está entero para hacer un buen partido y traernos la victoria. El hecho de no pensar todo lo malo que nos pasa es bueno.

ESPANYOL. Es un equipo que de mediocampo en adelante tiene mucho talento y mucha rapidez con gente muy determinante. Cuando juegan a lo que les interesa es peligroso, pero cuando están entre la espada y la pared parece que en casa tienen un problema más. Será importante tener equilibrio y no dejarnos que la presión nos lleve. Este partido se va a ganar desde la tranquilidad, no desde la presión. Respetamos mucho al rival, porque está peleando por algo parecido a nosotros, pero entendemos que el partido tiene que transcurrir por los caminos que queremos. Si no somos capaces de eso se pondrá de su lado.

JUEGO DEL EQUIPO: Todas las cosas que hicimos contra el Barcelona fueron positivas. Cuando no eres capaz de ganar, pero el rival te hace esforzarte al máximo, eso redunda en una mejora individual y colectiva. No podemos perder todas las cosas buenas que tenemos. Debemos seguir madurando en lo que tenemos competencia como trabajo, actitud y esfuerzo, para a partir de ahí conseguir resultados.

MANUCHO: Parece que las rachas se las pasan de unos a otros. No dependemos de un jugador y en ese aspecto tenemos claridad. Entendemos que nuestras debilidades y miserias están en otro sitio, en defender mejor, encajar menos goles, y ser más consistentes atrás y regalar menos. Queremos mejorar eso sin perder lo otro. Vamos a ver si seguimos viendo puerta con facilidad y mantener la puerta a cero, porque eso supondría ganar. Lo importante es reconocer los errores y trabajar para mejorarlas.

MEJORAS ARBITRALES DE LA FIFA: Cualquier regla que quiera mejorar el arbitraje es buena, de entrada. Otra cosa es ver como se pone en juego, cómo entra, es aceptada o condiciona el juego. Habría que tener un periodo de prueba. Todo lo que sea ayudar para que el error sea menor es bueno, pero si cada dos minutos hay que parar el juego no. Todas las ayudas serán bienvenidas por todo, pero también hay que ver a cambio de qué. Si el ritmo de juego no se ve influenciado me parece bien.

Lo de que un penalti no sea expulsión me parece bien. Ya bastante tiene el penalti y la tarjeta amarilla. También hay que ver la acción, si es normal, o es más dura.

JAVI GUERRA: Tiene que entrar en la dinámica del equipo. Ha tenido molestias y es un tema que nos preocupa. No nos podemos permitir tener a un jugador renqueante. Esperemos que esas molestias le dejen cada vez más porque son necesarios todos. La idea es recuperar a todos cuanto antes mejor porque el final de temporada va a ser muy duro, exigente y complicado.