ROMA-REAL MADRID

En Italia celebran las bajas de Bale y Marcelo para la ida

En el conjunto romano son conscientes de la importancia que tienen ambos jugadores en el dibujo de Zidane. Sexta lesión en el sóleo del galés.

En Italia celebran las bajas de Bale y Marcelo para la ida
HELIOS DE LA RUBIA DIARIO AS

A una semana para que el Roma y el Real Madrid se enfrenten en la primera eliminatoria (ida, el 17 de febrero 20:45 Bein Sports) de la fase de octavos de la Champions, Bale y Marcelo están descartados para viajar al Olímpico y desde la capital italiana festejan que estas dos piezas claves en el esquema ofensivo de Zidane se queden en Madrid recuperándose de las lesiones.

El galés, que estaba viviendo su mejor momento desde que llegó al equipo en 2013 (13 goles en 15 partidos de Liga), no aparecerá por la recaída en un su lesión de sóleo (sexta localizada en esa zona desde que es jugador del Real Madrid) que se produjo en la jornada 20º de Liga ante el Sporting y James (titular en los tres partidos en los que Bale no ha estado) se postula como su recambio para ocupar el extremo derecho, acompañando a Benzema y Cristiano en el tridente de ataque.

Por otra parte, Marcelo sufre una luxación acromioclavicular en el hombro derecho que le impedirán llegar al partido de Champions. Se perderá también los encuentros ante Athletic y Málaga. Tiene como objetivo aparecer en el derbi madrileño ante el Atlético de Madrid del 27 de febrero en el Bernabéu (16:00, Santiago Bernabéu).

Con la baja del lateral brasileño, el entrenador francés tendrá más problemas para apuntalar la defensa. El equipo blanco no cuenta con un lateral izquierdo puro y las variantes que maneja Zidane son: Nacho, Arbeloa y Danilo.

El lateral derecho brasileño viajó este lunes a Ámsterdam para ser examinado por el doctor Van Dijk y poder jugar ante el Athletic. Sufre una distensión en el tobillo y lleva cuatro meses jugando infiltrado. Tras perder la titularidad en detrimento de Carvajal, el equipo no perdería la profundidad en banda que aporta Marcelo pero podría resentirse en la retaguardia.

Con Nacho, que ya ha jugado cuando el segundo capitán del Real Madrid estuvo lesionado en el partido de la fase de grupos ante el París Saint Germain (gol incluido), la zaga ganaría en solidez defensiva. En contra tiene los pocos minutos (apenas 4') que ha jugado desde que Zidane es entrenador del primer equipo (de cinco partidos: dos sin convocar y dos sin alinear).

La opción de Arbeloa es la menos probable. Apenas ha jugado 68 minutos en tres partidos de Liga y 180 (dos partidos ante el Malmoe) en Champions.