OBJETIVO INDISCRETO

Gianni Infantino jugó en Wembley con el Real Madrid

El candidato a la presidencia de la FIFA se presentó rodeado de ilustres madridistas. “Estas leyendas son prueba de nuestro amor por el fútbol”.

Infantino con Figo, Capello, Mijatovic y Mou
EFE

Se dice que Gianni Infantino, candidato a la presidencia de la FIFA, es hincha del Inter. Podría serlo por origen (las resonancias de su nombre y apellido son inequívocas) y por proximidad. Infantino nació hace 45 años en Brig (Suiza), a 40 kilómetros de la frontera con Italia y a 190 de Milán. Desde el pasado lunes, cuando presentó su candidatura en Wembley, también se le atribuye una indisimulada querencia hacia el Real Madrid. “Estas leyendas que nos acompañan son testimonio del amor que tenemos por el fútbol”. Así justificó la presencia de numerosos históricos del balompié repartidos en la siguiente proporción y perdonen las redundancias: nueve exmadridistas (Seedorf, Geremi, Figo, Capello, MIjatovic, Hierro, Roberto Carlos, Mourinho y Silvino Louro), seis que fueron del Inter (Seedorf, Figo, Roberto Carlos, Mou, Toldo y Silvino) y dos culés en vida anterior (Figo y Mou). La extravagante presencia de Louro entre tanto ilustre sólo la puede explicar Mourinho y nadie osó preguntarle por su entrenador de porteros.

La foto que nos ilustra está recortada por Efe y así la distribuyó; en ambos extremos se acomodan el resto de actores ya señalados. El marco elegido resulta, no obstante, de máximo interés. La cercanía física tiene mucho que ver con la cercanía espiritual.

No hay nada casual en el orden de los protagonistas. A la derecha de Infantino se sitúa Figo (43 años), que retiró su candidatura el pasado mes de mayo. Quizá la ubicación indique una futura vicepresidencia. A su izquierda se ubica Capello (69), quién sabe si próximo presidente de alguna comisión (tiene una veintena donde elegir). Más allá, pero dentro del mismo círculo de confianza, se encuentran Mijatovic, embajador de la Séptima por el mundo, y Mourinho (53), Ministro del Ejército, escoltado, ahora sí se entendería, por el Teniente Coronel Louro (56). Por cierto, la proporción persiste en la foto de Efe: cuatro madridistas y dos interistas.

La alineación es interesante, especialmente para los aficionados del Real Madrid, que sentirán la FIFA como algo familiar, como el parque temático que proyectó Florentino, trasladado de Abu Dhabi a Zúrich.

Dudas. También hay sombras que consignar. Lo primero es un rumor truculento: hay quien sostiene que Infantino y Collina son la misma persona, en versión sonriente o malhumorada. Los siguientes hechos son irrefutables: el candidato Infantino fue propuesto por Villar (al que defiende) y está asesorado por el inhabilitado Platini, con el que fue secretario general.

Lo último es una certeza que invita a la esperanza. Infantino es la cabeza más despejada del fútbol internacional.