Amistosos
Honduras Honduras HON

-

Panamá Panamá PAN

-

Australia Australia AUS

-

Corea del Sur Corea del Sur COR

-

Liga Argentina
Boca Juniors Boca Juniors BOC

-

Patronato Patronato PAT

-

Liga Endesa ACB
Joventut JOV

-

Fuenlabrada FUE

-

BC Andorra AND

-

Unicaja MAL

-

Burgos BUR

-

Manresa MAN

-

NBA
Minnesota Timberwolves MIN

-

Portland Trail Blazers POR

-

New Orleans Pelicans NOP

-

New York Knicks NYK

-

Memphis Grizzlies MEM

-

Sacramento Kings SAC

-

Milwaukee Bucks MIL

-

Chicago Bulls CHI

-

FINALIZADO
Washington Wizards WAS

104

Brooklyn Nets BKN

115

FINALIZADO
Philadelphia 76ers PHI

113

Utah Jazz UTA

107

FINALIZADO
Indiana Pacers IND

99

Miami Heat MIA

91

FINALIZADO
Boston Celtics BOS

123

Toronto Raptors TOR

116

Campeonato Brasileño Serie A
Final ATP World Tour
roger_federer Roger Federer Roger Federer
-
alexander_zverev Alexander Zverev Alexander Zverev
-
Liga Iberdrola
Rayo Vallecano Femenino Rayo Vallecano Femenino RAYF

-

Real Sociedad Femenino Real Sociedad Femenino RSOF

-

Fundación Albacete Fundación Albacete ALBF

-

Real Betis Féminas Real Betis Féminas RBF

-

Temas del día Más temas

Llorente, como su padre Paco

REAL MADRID | LA INTRAHISTORIA

Llorente, como su padre Paco

Es sobrino-nieto de Paco Gento (seis Copas de Europa), nieto de Ramón Grosso (otra Copa de Europa), sobrino de José Luis Llorente y de Julio Llorente e hijo de Paco Llorente.

Marcos Llorente tiene una genética que le marca. Para bien. Ser sobrino-nieto de Paco Gento (seis Copas de Europa le contemplan), nieto de Ramón Grosso (campeón de la Copa de Europa de los Ye-Yés), sobrino de José Luis Llorente (fue un gran base del Madrid de basket) y de Julio Llorente (jugó en el Madrid de la Quinta del Buitre), hijo de Paco Llorente (el héroe de Das Antas, 1987) y de su madre Gelu Moreno (14 veces internacional con la Selección Española de baloncesto) le ha permitido crecer en la serenidad y en la relativización de todo: tanto del éxito como del fracaso.

El sábado llegó el día más esperado por este chaval de 20 años. Rafa Benítez le hizo debutar oficialmente con la camiseta que ha marcado la vida de toda su familia. Ya había jugado varios amistosos con Ancelotti y el propio Benítez, pero era su bautismo de fuego. Jugó quince minutos, estuvo sereno y actuó con solvencia. Lo que es él: un mediocentro con muy buena planta (1,81 metros).

Marcos, que también ayudó al Castilla de Zidane jugando dos partidos de central con buena nota, se parece a su padre por la manera en que se toma las cosas. Ni se vuelve loco ni saca los pies del tiesto.

A pesar de ser un día tan especial, Marcos Llorente se fue a casa tras su debut frente al Levante. Se sentó en el sofá junto a su perrito Keidi, un cachorro de raza carlino. Se puso a ver la tele y se mostró impasible, como le sucedía a su padre Paco tras sus grandes noches con el Oporto (en el destierro de Mestalla y en Portugal) y ante el PSV (¡dejó en el banquillo a Butragueño!).

Marcos se dirigió a su familia en estos términos: “No hay nada que celebrar porque aún no he hecho nada. Tengo que seguir trabajando”.

Esa austeridad emocional tiene ganado a Benítez, que sopesa seriamente incluirlo en la expedición que volará mañana a París. El técnico le pidió a Zidane que no lo utilizase ayer en Toledo con el Castilla. Llorente huele a primer equipo...

0 Comentarios

Mostrar