El doctor Jesús Olmo pone patas arriba los servicios médicos

REAL MADRID

El doctor Jesús Olmo pone patas arriba los servicios médicos

El doctor Jesús Olmo pone patas arriba los servicios médicos

Alberto Iranzo

Florentino no escuchó las quejas de los futbolistas y no sólo ha mantenido al frente de los servicios médicos a Jesús Olmo, sino que le ha dado plenos poderes.

El Madrid ha dado poder absoluto en los servicios médicos a Jesús Olmo, tan cuestionado por los jugadores desde que dirige el departamento del que ha salido definitivamente Sanitas (de la que sólo dependerá del Castilla hacia abajo y el baloncesto). El doctor Olmo (persona muy cercana a Jerónimo Farré, cardiólogo de Florentino y miembro de su Junta) lleva trabajando externamente con el Madrid desde hace varios años. Fue, por ejemplo, quien trató sin éxito a Woodgate hasta que terminó abandonándolo tras un año por sus continuas recaídas. En 2013 el Madrid incluyó a Olmo en su organigrama. Sus métodos chocaron con los de Carlos Díez (gerente de Sanitas), que acabó fuera del barco. En 2014, Olmo se quedó solo al frente del departamento, pero los problemas siguieron creciendo. Ya no hay jugador que quiera tratarse, ni siquiera de las lesiones musculares, en Valdebebas.

Jesús Olmo (al que los futbolistas llaman el Doctor Estiramientos porque todo lo quiere solucionar así y al que consideran el filtrador de las cosas del vestuario a la directiva) recela de todo lo que tenga que ver con la época anterior en su departamento. Sus métodos chocaron con los del fisio Chueca, persona de confianza de los capos del vestuario. Y lo echó en invierno, lo que motivó una reunión de los capitanes con José Ángel Sánchez para tratar el tema.

El enfado. Los jugadores se han molestado con lo sucedido en los últimos días: los despidos de varios fisios de la época anterior (ver abajo) aprovechando que ellos estaban de vacaciones y no podían quejarse. El club asegura que el tema físico mató al equipo esta temporada (llegaron a decirle a Ancelotti que prescindiera de Mauri, su preparador) y ponen como ejemplo a James y Chicharito. En la planta noble afirman que ambos acabaron muy bien debido a que se pusieron en manos de Bernardo Requena, preparador físico fichado en 2014 por Olmo.

Florentino Pérez ha decidido darle el mando total a Olmo para que reestructure el departamento. Y él ha echado a los antiguos (que Sanitas asumió en su cuadro médico) y ha dejado a los que él trajo (Santamaría, Fonseca, Almaraz y Jaime Benito). También ha fichado a varios fisioterapeutas, como al portugués Vitor Pimenta o Félix Fernández, éste por petición de Benítez, pues trabajó con él en el Liverpool. También ha contratado a dos médicos: Ximo Mas (que vuelve al Madrid tras un año en el Levante), y a Mikel Aramberri (cirujano traumatólogo), porque a él (a Jesús Olmo), muchos jugadores no lo pueden ver. Estará apartado en un despacho...

Los despedidos

Paco Morate .Traumatólogo. Llegó al Madrid en 2001. Era el médico de campo en los partidos. Traumatólogo de reconocido prestigio en el mundo del deporte. Pero Jesús Olmo no solía tener en cuenta sus opiniones.

Pedro Chueca. Fisioterapeuta. El gurú de la fisioterapia. Sigue en Sanitas. Acompañó a Raúl en su carrera. Los pesos pesados confían en él. Olmo le echó en diciembre, pero el club sigue mandando a su consulta a muchos jugadores.

Juan Muro. Fisioterapeuta. Olmo le echó por ser un discípulo aventajado de Chueca. “Ya nadie podrá tocar a un jugador que se lesione diez minutos antes de un partido para que juegue”. Diez años en el Madrid. Tenía la confianza de la plantilla.

Dani Pirri. Fisioterapeuta. El hijo de Pirri, el mítico jugador del Real Madrid que fue estrella en el campo, médico del primer equipo y director técnico. También llevaba más de una década con el primer equipo y los futbolistas confiaban en él.

Carlos Heredia. Fisioterapeuta. Llegó al Madrid en 2009. Trabajó con el Castilla y subió al primer equipo con Ancelotti (2013-14). Se encargó de recuperar la rodilla de Jesé, que reapareció dos meses antes de lo previsto.

Santi Lozano. Recuperador físico. Trece años en el Madrid (diez en el primer equipo). El único despedido que no era de Sanitas porque no es médico, sino preparador físico (era el segundo de Rui Faría). La pasada campaña actuó como recuperador.

0 Comentarios

Normas Mostrar