Temas del día

Bebeto, el pichichi del 'Superdepor', cumple 51 años

BRASIL

Bebeto, el pichichi del 'Superdepor', cumple 51 años

Bebeto, el pichichi del 'Superdepor', cumple 51 años

EFE

El delantero brasileño dejó huella tanto en España como en Brasil, con la que se proclamó campeón del Mundial de EEUU 94. Lleva desde 2010 como diputado en Río de Janeiro.

José Roberto Gama de Oliveira, más conocido como Bebeto, nació un 16 de febrero de 1964 en una modesta familia de la ciudad brasileña de Salvador de Bahía. Tenía siete hermanos más, siendo José Roberto el mayor de los ocho. Alcanzó la fama como futbolista en dos de los grandes equipos de Río de Janeiro, Flamengo y Vasco de Gama, siendo este último su trampolín hacía Europa, y más concretamente hasta el Deportivo de la Coruña.

En 1989, Bebeto fue nombrado mejor jugador de Sudamérica y en la temporada 91/92 conseguía, con 18 tantos, ser el máximo goleador de la Serie A del campeonato brasileño, éxito que propiciaría que Augusto César Lendoiro, presidente del club gallego, desembolsara 250 millones de pesetas y le acercara a las orillas de la Torre de Hércules. La operación fue un gran acierto ya que en su primera temporada (92/93) el jugador brasileño se alzaría con el pichichi. 29 goles, marcando además contra todos y cada uno de los equipos que formaban la Primera División, un hito que nadie había logrado por entonces. Nacía el 'Superdepor', un equipo que de la mano de Arsenio Iglesias llegaría a alcanzar la cima del fútbol español. Bebeto era la punta de la lanza, y lo sería durante tres años más. Cuatro temporadas en las que marcó 118 tantos en 131 partidos, convirtiéndose así en el máximo goleador de la entidad. Se quedó a las puertas de ganar la Liga en dos ocasiones, 93/94 y 94/95, la primera de ellas con el fatídico penalti lanzado por Djukic, pero no se fue Riazor con las manos vacías. Una Copa del Rey y una Supercopa de España pasarían a engrosar el palmarés del delantero soteropolitano.

Cumplido su ciclo en Coruña regresó a Brasil, al Flamengo (1996), la cuna que le había visto crecer como futbolista. Pero los mejores años de Bebeto ya eran parte del pasado. Dos meses más tarde volvía a España, el Sevilla se hacía con sus servicios pero nuevamente sería un periplo breve. Cinco partidos y sin anotar un solo gol, el brasileño fue vendido al Vitória de Bahía. Posteriormente recaló en el Cruzeiro, de allí emigró al Toros Neza de México para tras otro breve paso fichar por el Botafogo. A pesar de estar en su país no estaba del todo cómodo y quiso probar fortuna en el continente asiático. Firmó por el Kashima Antlers japonés, club donde estuvo dos campañas antes de poner el broche final a su carrera en el Al-Ittihad de Arabía Saudí (2002). Seis años, ocho equipos, cinco países y tres continentes hicieron del ‘7’ de la selección brasileña todo un trotamundos.

Precisamente vistiendo la elástica verdeamarela fue donde Bebeto logró su mayor cota de éxito, ni más ni menos que ser campeón del mundo. Fue en el Mundial de EEUU 94, formando ataque con otro de los grandes delanteros de la historia del fútbol, Romário. Cuatro años más tarde (1998) se quedaría en Saint-Denis a las puertas de hacerse con la doble corona. Una Francia con Zinedine Zidane en sus filas pasaba por encima de la ‘canarinha’ (3-0) y echaba al traste las esperanzas de alcanzar el cetro del fútbol mundial de forma consecutiva. Un Mundial juvenil (1883), una Copa América (1989), una Copa Confederaciones (1997) y un par de medallas olímpicas (Plata en Seúl 88 y bronce en Atlanta 96) cerraron el palmarés de un jugador que dejó huello en la retina de los aficionados al deporte rey.

Hoy en día y tras probar sin suerte en el mundo de los banquillos, José Roberto cumple desde 2014 su segundo mandato como diputado en la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro.

0 Comentarios

Normas Mostrar