LA TRAGEDIA DE EGIPTO | JUAN CARLOS GARRIDO

"Egipto está en shock pero aquí se vive de bien como en Madrid"

Juan Carlos Garrido es entrenador del Al Ahly. AS se puso en contacto con él para saber cómo ha vivido Egipto la tragedia de El Cairo. Evita ser alarmista.

0
"Egipto está en shock pero aquí se vive de bien como en Madrid"

Juan Carlos Garrido (1969) es el primer entrenador del Al Ahly de Egipto, con el que ya ha conquistado la Copa Confederaciones de África, equivalente a la Europa League, y la Supercopa de Egipto ante el Zamalek, club protagonista de la lamentable tragedia que sacudió este domingo El Cairo. Ahora, mientras preparaba la Supercopa de África que jugará ante el ES Setif argelino el día 21 de febrero. AS se puso en contacto con el entrenador valenciano para saber cómo se vive en Egipto el suceso.

 -Nadie como usted para contarnos de primera mano cómo ha acogido Egipto la tragedia.

-Es un golpe duro porque la situación es normal a pesar de que desde España a veces la visión que hay sobre Egipto sea distinta. Yo vivo aquí con comodidad pero hay momentos excepcionales en cualquier sociedad en la que puede ocurrir esto. Ya es conocido el incidente que hubo en Port Said en 2012 (en el que aficionados del Al Ahly, equipo que hoy dirige Garrido, fueron atacados por seguidores del Al Masry en el que murieron 72 personas y hubo más de 500 heridos). Murieron muchísimas personas pero la situación estaba perfectamente restablecida y la gente había vuelto a los campos. Es un golpe duro, porque es grave lo que ha pasado. Yo creo que no es una cuestión de fútbol. Si 20.000 personas van al teatro pues podría pasar también. Hay que exigir responsabilidades y que se aclare todo.

-¿Qué explicaciones son las que más circulan por allí?

-Que el problema fue el reparto de entradas y que el presidente del Zamalek las entregó arbitrariamente. Los aficionados del Zamalek se presentaron a las puertas del campo queriendo entrar, se llamó a la Policía que intervino y en las estampidas se originó la masacre. Por asfixia o aplastamiento.

-Ya sabe qué ocurrió en España a finales de noviembre, la muerte de Romero Taboada, Jimmy y la situación de excepcionalidad que eso creó en el fútbol español. ¿Hay ultras en Egipto o es más una cuestión de número y masificación?

-Aquí la gente tiene mucha pasión por el fútbol, es obvio. Pero yo no tengo un conocimiento del fenómeno ultra. Hay aficionados apasionados. Que pase algo de esto te afecta.

-¿Cómo han tratado los medios el asunto, es el tema del día?

-Evidentemente. Está todo el mundo en estado de shock. Sé que a España llegan noticias de la barbarie pero esto es inexplicable e inaceptable. En Egipto se puede vivir, aquí en El Cairo se vive igual de bien que en Madrid. Aquí convivo con españoles, con extranjeros y la gente no se debe llevar a engaño. Lo que ha pasado es grave pero este país es maravilloso. El Mar Rojo, las Pirámides, Luxor, el Nilo, El Cairo.

-¿Ha parado los entrenamientos?

-No, de momento nosotros en el equipo no hemos hecho nada pero la Liga se va a suspender temporalmente hasta que aclaren los hechos. Claro que nosotros jugamos la Supercopa el día 21 y estamos concentrados. La Liga se jugaba hasta hace poco a puerta cerrada pero se habían vuelto a abrir los campos y se había recuperado la normalidad. Duele porque cuando apuestas por venir a un país quieres que todo salga bien y así estaba siendo. Lo que queremos es que la competición se reemprenda cuanto antes y que esto quede en una anécdota y quede como una desgraciada tragedia como la de Heysel.

-¿Le crea incertidumbre esto respecto a su futuro? Esto es, si se plantearía irse si la competición no arranca rápido.

-De momento mi único pensamiento es la Supercopa de África que jugamos el día 21 de febrero. A partir de entonces ya veremos