BARCELONA

El Viernes 13 del Barcelona

Josep Maria Bartomeu, deberá declarar como imputado de un presunto delito fiscal el próximo Viernes 13 en la Audiencia Nacional por el caso Neymar.

0

Comunicado e imputado. No se puede decir que el Barcelona estuviera ágil precisamente en la gestión de rebatir al fiscal José Perals, que el lunes a las 13:45 publicó su informe pidiendo la imputación de Bartomeu, presidente del Barça. El comunicado de respuesta del club tardó 24 horas en redactarse desde que se conoció la petición de imputación del máximo dirigente. Eso sí, el comunicado fue duro. Hablaba de “sorpresa, indignación y total desacuerdo” con el informe de la Fiscalía y solicitaba al juez que “no aceptara la petición del Fiscal”. 40 minutos después de su publicación, el juez Pablo Ruz imputaba al presidente, al que citaba para declarar el próximo viernes 13 de febrero. Un poco más de demora y la imputación se hace pública antes de que el Barça hiciera público el comunicado pidiendo que se desestimaran las acciones legales contra su dirigente y candidato a la reelección.

¿Por qué Bartomeu? Bartomeu está imputado por ocho días. Ese período de tiempo que persigue constantemente a los directivos del club como una maldición. Ocho días le costaron un año de mandato a Laporta y ocho días le cuestan a Bartomeu una imputación. Quien a hierro mata... Bartomeu es citado como imputado por pagar el 31 de enero, ocho días después de la huida de Rosell, cinco millones de euros correspondientes al último pago de los famosos 40 millones que se pagaron al padre de Neymar. Una cantidad que el Barça defiende que es parte del traspaso y que los jueces consideran que es un salario simulado. Como tal debería de tributar al 52 por ciento, ya que Neymar por aquel entonces era residente fiscal en España. El Barça dice que esa contingencia ya iba incluida en la declaración complementaria de 13,5 millones que se presentó el pasado noviembre y que hacerla efectiva 8 días después es una formalidad que no merece imputación. El juez, no piensa lo mismo.

Palo a Rosell. El actual presidente está en una situación complicada, pero no es ni la mitad que la de su antecesor, que en el informe del Fiscal queda muy mal parado. Bartomeu puede haber incurrido en una irregularidad (reiterada) en cuanto a la fiscalidad, pero el fiscal Perals acusa en su informe a Rosell de mentir al socio y a la junta. “(Rosell) actuó personalmente, sin la autorización de la junta directiva y sin dar cuenta posteriormente a la asamblea de socios celebrada en octubre de 2013”, dice el informe del fiscal que añade que “para ocultar el coste real del fichaje (Rosell) optó por fragmentar el pago en 11 contratos distintos (...) ocasionando un perjuicio económico al club (...) simulando operaciones” escribe Perals en un informe que puede tener consecuencias muy graves. Cárcel, incluso.

Un club en el banquillo. La situación es muy seria para el Barcelona, que se ve afectado como persona jurídica en la causa. Considera el juez que el club es responsable de tres delitos contra Hacienda ya que el fiscal estima que la entidad era consciente del riesgo legal de la operación “tras ser advertido de la misma por la auditora Deloitte”. Quiere esto decir que las responsabilidades no afectarán, en el caso de que haya condena, únicamente a Rosell y Bartomeu. El Barça también podría salir perjudicado. De hecho, el fiscal insta a la entidad a que “haga constar en sus cuentas anuales el coste real de la adquisición del jugador”. Eso lleva a reformular las cuentas del club, que valoraban el traspaso de Neymar en 57,1 millones y punto a 94,8. Esta reformulación afectará a los avales y el cierre de cuentas de la directiva y si el juez se pone severo, incluso a la actividad del club. Un Viernes 13 en toda regla.