Los mentores de Bacca revelan su secreto para hacer goles

Colombianos en la Liga

Los mentores de Bacca revelan su secreto para hacer goles

Los dos primeros técnicos que creyeron en Bacca cuentan por qué el jugador es tan cotizado en Europa. Ambos concuerdan que su mayor cualidad va más allá de marcar goles.

Carlos Bacca es, hoy por hoy, el delantero colombiano más cotizado y solicitado en Europa. El Inter de Milán y el Tottenham inglés han mostrado interés por el atacante del Sevilla. Sus dos primeros técnicos explican por qué el goleador ha llamado la atención de grandes clubes.

David Pinillos y Julio Comesaña son los dos entrenadores que descubrieron la capacidad goleadora de Carlos Bacca. Si en algo concuerdan, es que el delantero nacido en Puerto Colombia nunca necesitó más de 20 minutos para demostrar que había nacido para ser goleador.

“En el primer partido que jugó en mi equipo, marcó dos goles en menos de media hora y supe que era un goleador como ningún otro.”, recuerda Pinillos, entrenador del Barranquilla FC, equipo en el que Bacca debutó en 2008. “Tiene mucha velocidad y potencia y la capacidad para definir un partido por su cambio de ritmo y explosividad. Define con borde interno o con borde externo, y cuando encara, es letal”, agrega el estratega.

Además de su capacidad goleadora, hay más virtudes que han llevado a Carlos Bacca a triunfar en Europa. Su disciplina y humildad han sido indispensables para que hoy en día suene para equipos en Italia y en Inglaterra. Pinillos describe estas cualidades con una anécdota. “La sede del Barranquilla FC quedaba en Malambo, cerca del aeropuerto de Barranquilla. Carlos vivía en Puerto Colombia. Para llegar a tiempo al entrenamiento se levantaba a las 4 a.m. Un día llegó 5 minutos tarde. Cuando me vio, se acercó y, casi en lágrimas, me pidió perdón y me dijo que nunca volvería a pasar. Desde ahí, mi admiración pasó de ser netamente futbolística a complementarse como un excelente ser humano”.

El uruguayo Julio Avelino Comesaña fue el técnico que comenzó a forjar la leyenda de Carlos Bacca en el Junior de Barranquilla en 2009. Recuerda la primera vez que lo vio jugar: “Había sido prestado al Minervén venezolano. Llegó de vacaciones y me dijeron que si lo probaba e hicimos un partido con el equipo de Pinillos. Se jugaron solo 45 minutos, y aunque no entró mucho en juego, dejó ver que era un goleador”. Comesaña agrega que, como tenía en Teófilo Gutiérrez su arma goleadora, fichar a Bacca para el Junior hubiera sido quitarle ritmo. Decidió que terminara el año en el Minervén y en 2009 lo incorporó al grupo.

El DT enfatiza que Bacca y Teo, a quienes tuvo en el Junior en ese año, son diferentes: “Carlos es más goleador y más ambicioso en el área; Teo es un delantero que, aunque tiene gol, su mayor virtud es llegar con juego asociado. Esa es la diferencia: Bacca, en el mano a mano es un depredador”.

Comesaña concuerda con Pinillos al decir que no le extraña el interés de los grandes equipos europeos por Bacca. La disciplina ha sido fundamental para triunfar en donde ha jugado y para despertar el deseo de italianos e ingleses. “Estoy sorprendido porque, aunque siempre fue buen muchacho, ahora lo veo muy sereno, muy ubicado. Nunca se habla mal de él en la prensa. Seguramente tendrá sus ilusiones de jugar en otro club más grande, pero ahora está cumpliendo su papel. Ha encontrado su equilibrio emocional y futbolístico, y eso es lo que llama la atención de otros equipos”, afirma el uruguayo.

Sus dos tutores, finalistas con el Junior en el Apertura del 2014, destacan su condición de goleador, pero resaltan su cualidad humana. “El buen jugador no es solo un hombre que hace goles o patea bien la pelota. El gran jugador es una persona decente, correcta y profesional. Todos son requisitos que uno como técnico busca para decirle a alguien ‘eres un gran jugador’, y Carlos los cumple todos”, agregan.

Mientras descansa en su casa en Montevideo, Comesaña concluye que no interesa si Bacca se queda en España o si va a Italia o Inglaterra. “En cualquiera de los lugares que él vaya va a triunfar porque es un gran ser humano y, como dije antes, un depredador en el área”.

El cariño con el que hablan estos técnicos de Bacca es prueba de su talento humano, porque ya el mundo entero conoce su habilidad en el área. En su debut en Colombia con el Junior, un domingo 1 de marzo de 2009 frente al Deportivo Pasto, necesitó también 20 minutos para marcar dos goles y comenzar a escribir su historia. Ahora, en el Sevilla, ha marcado 24 goles en 52 partidos.

Bacca cada fin de semana confirma más que es un jugador que cualquier equipo quisiera tener y que no va a cambiar esa humildad con la que pidió perdón por llegar 5 minutos tarde a un entrenamiento.

0 Comentarios

Normas Mostrar