Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
Euroliga
Zalgiris ZAL

-

Panathinaikos PAN

-

Alba Berlin ALB

-

Estrella Roja RED

-

B. Munich MUN

-

Olympiacos OLY

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Anadolu Efes IST

-

Jesé y Morata repiten examen ante el Xàtiva en Copa del Rey

AStv

Real Madrid - Xàtiva

Jesé y Morata repiten examen ante el Xàtiva en Copa del Rey

Carlo Ancelotti apostará esta noche (21:30 Canal+ 1) por el equipo de la ida, con Pepe por Sergio Ramos. Francis, el portero del Xàtiva, acumula nueve partidos sin encajar un gol.

Patrocinado por una multinacional de telefonía, el Olímpic de Xàtiva ha grabado un divertido vídeo cantando Don’t worry be happy (“No te preocupes, sé feliz”), la canción que hizo famosa Bobby McFerrin a partir de un mensaje inspiracional del gurú indio Meher Baba. El vídeo simboliza lo que significa la Copa para un equipo de Segunda B: fama repentina, reconocimiento multinacional y alegría de vivir.

El central castillista Derik, en la imagen entre Morata e Isco, subió ayer al entrenamiento del primer equipo junto al también defensa Diego Llorente. Éste último tiene más opciones que Derik de entrar en la lista.

Así es. En la mayor parte de los casos, la competición deportiva termina en el partido de ida. Después, y sin que importe mucho el resultado, los jugadores modestos celebran la posibilidad de pisar un gran campo de Primera y zambullirse luego en los jacuzzis de esos vestuarios con lámparas de araña.

Hay contadísimas excepciones, cierto es. Referidos al Madrid, toca recordar que el Toledo lo eliminó en 2000, recién nombrado mejor club del Siglo XX. Entonces se jugaba a partido único. En 2008 la hazaña correspondió al Real Unión (3-2 y 4-3) y un año más tarde se gestó el Alcorconazo (4-0 y 1-0), término con entrada propia en la versión inglesa de Wikipedia. Desde entonces todo técnico del Madrid sabe que su primer objetivo, casi tan relevante como la Décima, es no caer en dieciseisavos de Copa.

El Olímpic en Xàtiva, a pesar de su gran rendimiento en la ida, apenas tiene esperanzas. De poco le vale aquí su formidable tacada de nueve partidos sin encajar un gol. Francis, el guardameta biónico, será sometido a un intenso fuego de artillería, acompañado, si el portero visitante se resiste, de un bombardeo indiscriminado. Lo dicen los números: el Madrid, en el Bernabéu, marca una media de 3,3 goles por partido en Liga y Champions. Ni la ausencia de Cristiano (sanción) sirve de consuelo ante el oleaje que se avecina.

El Xàtiva, además, es tan austero con los goles ajenos como con los propios. El ingenio de Marenyá, Denis o Belda no encuentra continuación en la delantera. En los nueve partidos de su récord, el Olímpic sólo ha marcado cinco tantos, 18 en los 27 partidos de Liga disputados hasta el momento. Demasiados milagros para una misma noche.

Obligados. En el Madrid jugará el mismo equipo que en la ida, con la única novedad de Pepe por Sergio Ramos, que anda renqueante. La repetición es oportuna porque los jóvenes tendrán ocasión para reivindicarse después de su discreta actuación en Xàtiva. Hoy no tendrán excusas ni pisarán césped artificial. Esta noche es obligado (recomendable, al menos) que Jesé y Morata demuestren el talento que tienen y lo traduzcan en goles, sistema métrico de los delanteros.

Caso de terminar el partido 0-0 habrá prórroga, penaltis si nadie marca y Don’t worry be happy volverá a ser número uno.

Comentarios

Comentarios no disponibles