Temas del día

Una clara pena máxima le da al Castilla su segunda victoria

CASTILLA 1 - ALAVÉS 0

Una clara pena máxima le da al Castilla su segunda victoria

Una clara pena máxima le da al Castilla su segunda victoria

Jesús Rubio

Mascarell convirtió la pena máxima a los 33 minutos, a la postre decisiva. El guardameta Pacheco se convirtió en el héroe con un paradón doble en el 87’.

Madrid

El puñetazo en la mesa no sólo funciona como terapia para expulsar del cuero tu indignación, también tiene el efecto secundario de hacer que te escuchen. El Castilla estalló en Riazor tras el séptimo partido en el que los fallos arbitrales le perjudicaban notablemente y el colegiado Pérez Pallas sí que señaló un claro penalti por mano del alavesista Álex Ortíz que supuso el 1-0 del filial blanco.

Lo curioso es que la justicia arbitral permitió al Castilla sumar su segundo triunfo en uno de sus partidos más insustanciales de la temporada. No desplegó apenas fútbol pero ayudó que el Alavés se mostrase como un equipo vulgar. Sin ambición ni espíritu.

Toril salió a por todas con Benavente de mediocentro y fue Jaime el que casi abre el marcador en el 3’. Un inicio que quedó en confeti. El Castilla fue perdiendo fuelle pero los de Natxo González se dedicaron a boicotear a Viguera, su delantero estrella (nueve goles). No le aprovisionaron con un mísero balón potable...

En medio del tedio, De Tomás supo hallar un buen hueco y casi liquidó al fin el gafe de los delanteros castillistas (aún no han marcado un gol este curso) en el 68’ pero Goitia le sacó una manopla de categoría.

De ahí al final, el Castilla volvió a sufrir el agarrotamiento que le suele atacar, pero el Alavés sólo tuvo una ocasión y ahí apareció Pacheco, en modo salvador. Hizo un doble paradón a Guzmán y Viguera en el 87’ que permitió al Castilla embolsarse los tres puntos para iniciar la remontada hacia la salvación.

Comentarios

Comentarios no disponibles