Bueno lidera a un gran Rayo

RAYO 3 -ELCHE 0

Bueno lidera a un gran Rayo

Bueno lidera a un gran Rayo

Alberto Martin

EFE

El recien llegado marcó dos tantos y Perea completó el marcador con un golazo desde fuera del área. El Elche dio una floja imagen en su regreso a Primera.

Madrid

La tradición se rompió. El Elche no ganó en Vallecas esta vez, como había sido la costumbre en sus seis últimas visitas. El que venció fue el Rayo, que se mostró más agresivo que el cuadro ilicitano en el día que éste regresaba a Primera después de 24 años. El conjunto franjirrojo fraguó su victoria en su mayor ambición, mejor juego y en una tremenda efectiva ante la portería de Manu Herrera.

José Carlos había avisado al meta del Elche en dos ocasiones, pero los que entrenaron fueron los dos siguiente disparos, los que realizaron dos Alberto: Bueno y Perea. El Rayo resolvió el encuentro en cuatro minutos, los que van de 40 al 44, en los que marcó dos tantos. Primero, un servicio de Saúl permitió a Bueno batir a Manu Herrera con un tiro raso. Después, Perea utilizó la potencia para hacer inútil la estirada del guardameta del cuadro ilicitano.

Lo curioso del caso es que el Rayo encontró el camino del gol una vez que José Carlos había abandonado el terreno de juego al resentirse de una lesión. Y es que hasta ese momento el onubense se había mostrado como el jugador más peligroso del cuadro vallecano con sus penetraciones por la banda derecha y por su afán de tirar a puerta en cuanto se le presentaba la ocasión.

El Elche comenzó el encuentro a la expectativa, sin incordiar demasiado a su rival. Luego hubo unos minutos en los que pareció que iba tomando la medida al partido, quiso tener la posesión del balón y estiró sus líneas, pero su ambición moría una y otra vez en cuanto se aproximaba al área rival. Eso sólo fueron unos instantes de espejismo. En realidad, el equipo de Fran Escribá no se desperezó en ataque hasta que el partido lo tenía en contra y, aún así, Cobeño tuvo que emplearse a fondo únicamente en un par de ocasiones. La mejor de la que gozó el Elche fue en un disparo de Coro, en el minuto 71, que neutralizó el portero rayista.

La réplica al intento de rebelión ilicitano la puso de nuevo Alberto Bueno. El madrileño aprovechó que nadie le salió al pasó en una penetración por el centro sin aparente peligro inmediato para lanzar otro pepinazo con el que batir a Manu Herrera.

El Rayo comienza la temporada acabando con facilidad con uno de los fantamas que le han perseguido a través de la historia, pero que esta vez no llevó ni la sábana con la intentar, al menos, asustar al cuadro franjirrojo

Comentarios

Comentarios no disponibles