Cánticos de la afición del Real Madrid en un Bernabéu vacío

Real Madrid - Borussia

Cánticos de la afición del Real Madrid en un Bernabéu vacío

Cánticos de la afición del Real Madrid en un Bernabéu vacío

300 hinchas se concentraron en Padre Damián. Toñín estuvo al frente de la concentración y ni la lluvia ni el frío pudo con ellos: fue la primera avanzadilla por el Espíritu de Juanito.

Si se pretendía crear una atmósfera de leyenda en el primer contacto del Borussia con el Bernabéu antes del partido, ayer se consiguió. Los jugadores empezaban a saltar al césped pocos minutos después de las siete de la tarde. Las gradas del estadio se alzaban imponentes y vacías ante ellos. Y entonces, entre la lluvia y el frío, el estadio pareció cobrar vida. "¡Cómo no te voy a querer, cómo no te voy a querer...!". Los cánticos desde la calle Padre Damián de los casi 300 aficionados del Madrid entregados a la causa del miedo escénico se colaban hasta el césped de una manera casi fantasmagórica.

Los cánticos de fondo se mantuvieron durante toda la sesión de los alemanes en ese estadio que vivió remontadas imposibles como el 5-1 al Derbi County en 1975 en Copa de Europa, el 6-1 al Anderlecht y el 3-0 al Inter en la Copa de la UEFA de la 1984-85, el 4-0 al Borussia y el 5-1 al Inter en la UEFA de la 1985-86 y la final de esa misma temporada ante el Colonia, que el Madrid empezó perdiendo en la ida 0-1 para terminar imponiéndose 5-1 y dejar el viaje a Berlín para la vuelta como un mero trámite.

El entrenamiento del Borussia coincidió con la llegada de los jugadores del Madrid al estadio para concentrarse (llegan con sus vehículos, salen todos en autobús hacia el Mirasierra). Con cada coche que entraba, el estruendo de los seguidores se colaba como un cuchillo en el estadio donde Klopp realizaba su último entrenamiento con sus jugadores antes del partido. Y cuando el equipo alemán abandonó el feudo blanco tras la sesión en autobús, allí estaban los 300 incondicionales bajo la lluvia, Toñín con su capote y los organizadores de esta movilización, de la Peña la Clásica, para hacerles saber de que hoy van a sufrir si quieren pasar a la final.

Los jugadores del Borussia quedaron hospedados en el Hotel Eurostars, una de las cuatro torres de la antigua Ciudad Deportiva, territorio blanco. Hoy, este joven equipo alemán se enfrenta a la realidad de una noche de Copa de Europa y de remontada en el Bernabéu.

Comentarios

Comentarios no disponibles