El Borussia se impone sin gastar

BUNDESLIGA | BORUSSIA 2 - MAINZ 05 0

El Borussia se impone sin gastar

El Borussia se impone sin gastar

DAVID EBENER

EFE

Con los titulares, se impuso con facilidad pero sin brillantez al Mainz 05. Reus, a los cuarenta segundos, encarriló el triunfo y lo remató Lewandowski muy al final.

dortmund

Un partido para la afición del Borussia es una fiesta. Lo es desde por la mañana, cuando todas las plazas del centro de Dortmund se tiñen de amarillo y negro y los vasos de cerveza van y vienen. Y lo es en el campo, donde 80.000 almas (65.000 el próximo miércoles en Champions por normativa UEFA) no paran de jalear a sus jugadores. La tropa del Dortmund, como quería Klopp, llegará con moral al partido del próximo miércoles. 2-0 al Mainz, cero problemas físicos y Lewandowski marcando por duodécima semana consecutiva. Agrandando su leyenda. El Dortmund ganó sin gastar.

El encuentro comenzó de cara para el equipo de Klopp. En el primer balón colgado a la frontal, el portero Wetklo se estrelló con Kuba y el balón le cayó a Reus, que terminó mandando el balón a la red. Era el minuto uno. Klopp no se había guardado nada de inicio. Formó con su equipo titular al completo excepto en el mediocentro, donde Sahin acompañó a Gundogan para no arriesgar con Bender, que con el capitán Kehl tocado en un tendón de su pie derecho, será el que acompañe a Gundogan ante el Madrid.

La apuesta del técnico del Borussia es la misma en cada partido: el equipo muy adelantado y la presión también muy alta. Dos laterales que se convierten en dos extremos y los cuatro hombres de arriba (Kuba, Götze, Reus y Lewandowski) con absoluta movilidad. Aunque Reus parte desde la izquierda y Kuba desde la derecha, los tres de la segunda línea (incluyendo Götze) van permutando y sólo Lewandowski se mantiene como referencia.

El Mainz planteó el partido con miedo de inicio. Con el madridista Szalai en el banquillo y con un dibujo 4-14-1 que se convertía en un 6-3-1 en defensa para intentar equilibrar las subidas de los laterales de Klopp. Aun así, dio un par de sustos a la contra en la primera parte. En el segundo, Hummels rozó la roja por una falta táctica a cuando éste se iba solo. Klopp es un espectáculo durante el partido. Las tuvo con el portero contrario cuando éste recriminó a Lewansowski haberse tirado en el área. No pararon de gritarse durante varias ocasiones en la primera parte y eso provocó que, cada vez que el meta tocaba la pelota, el estadio entero se le echase encima. Después de una segunda parte en la que el Dortmund jugó a medio gas, Lewandowski firmó el 2-0 y el Dortmund, el equipo y su gente, se fueron felices y pensando en el miércoles, la noche más importante de su historia casi desde que fueron campeones de Europa.

Comentarios

Comentarios no disponibles