Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

Los Galaxy quieren a Kaká para diciembre

Real Madrid | El brasileño, cotizado en EE UU

Los Galaxy quieren a Kaká para diciembre

Los Galaxy quieren a Kaká para diciembre

carlos martínez

Beckham finaliza contrato y les gusta el brasileño

El futuro de Kaká podría estar en Estados Unidos, país que entusiasma al brasileño como ha dejado ver el jugador en los últimos años al elegirlo como principal destino de vacaciones familiares. Según pudo saber AS, Los Angeles Galaxy han pensado en el centrocampista blanco para sustituir a Beckham como gran icono, futbolístico y mediático, del club californiano. Kaká ha sido de los jugadores más reclamados por los fans durante la estancia del Madrid de Mourinho en EE UU y su imagen todavía resultaría rentable para un club comprador.

Beckham acaba contrato con los Galaxy en diciembre y, dada la edad del inglés (37 años), sus gestores ven en Kaká el sucesor idóneo para cumplir esa función de márketing que en la Major League Soccer resulta clave más allá de la futbolística. Los primeros contactos se produjeron durante la reciente gira estadounidense del Madrid, gracias a la presencia de Florentino Pérez y José Ángel Sánchez en la capital californiana y al amistoso que ambos clubes disputaron el pasado 2 de agosto.

En invierno.

Los Galaxy trasladaron al Madrid dicha posibilidad, supeditada siempre a que Beckham no renueve en diciembre. Si siguiese un año más, el intento de comprar a Kaká se aplazaría a 2013.

Tanto Kaká como Beckham coincidieron en el campo en el citado amistoso del día 2. Los dos fueron titulares y ambos fueron sustituidos al descanso. Entre ambos fueron habituales las bromas y los gestos de complicidad.

Los Galaxy estarían dispuestos a pagar la altísima ficha de Kaká (27 millones de euros netos hasta 2015).

El Galatasaray es otro de los clubes que más interesados están en hacerse con Kaká. Su técnico, Fatih Terim, quiere una cesión. El club turco le pagaría la mitad de su sueldo (el brasileño tiene un salario de nueve millones netos al año) y el resto correría a cuenta del Madrid. Pero el gran inconveniente en esta operación es el propio Kaká, que no quiere marcharse a Turquía, y el Madrid, que jamás aceptará semejantes condiciones. "Nuestro objetivo es convencer a Kaká. Él y Sahin están destinados a abandonar el Madrid este verano", aseguró el presidente del Galatasaray, Unal Aysal.