Un doblete de Barrada deja doblado al Mallorca

Liga BBVA | Mallorca 1 - Getafe 2

Un doblete de Barrada deja doblado al Mallorca

Un doblete de Barrada deja doblado al Mallorca

miquel borras

Fallo de Moyá en el 1-0. Ríos, al poste. Castro tuvo el 2-2

El Getafe ganó fuera, lo que ya es noticia porque no lo había hecho en todo el año. Los dos goles los hizo Barrada, que también es noticia. El franco-marroquí (nació en París pero juega con la olímpica de Marruecos) es la gran alegría del Getafe, una irrupción inesperada que está en continuo auge. Era del filial pero a Luis García le gustó en pretemporada y hasta ahora. Gran acierto.

Era el partido de Güiza, que regresaba a Palma, al estadio donde gastó la mayor parte de su arte. No pasaron ni treinta segundos cuando Güiza, con un pase de espaldas a portería, dejó solo a Miku ante Aouate. El venezolano remató mal con la zurda y se fue el 0-1.

Lleva el Getafe varios partidos seguidos que no deja que le gane el rival, que pierde él. Fallos no forzados, errores infantiles día sí y día también. Si contra el Málaga fue Cata quien erró y supuso el 0-1, ayer fue Moyá quien brindó el 1-0. Midió mal el despeje de un córner y Ramis, que se había ido de la marca de Lopo, le remató a dos metros.

Con el 1-0, el Mallorca esperaba agazapado para romper en rápidas contras. Balones largos para la velocidad de Castro, el olfato de Víctor y el rápido juego de piernas de Pereira.

Con la incertidumbre, fue cuando se hizo grande la estela de Barrada. Acostumbra a trasportar el balón hacia el área a grandes zancadas, pero también sabe aparecer sigiloso y ejecutar. Así hizo el 1-1, tras pase de Pedro Ríos y tocar el balón en Cendrós. El lateral derecho acudió a tapar el boquete producido por Chico y Ramis, ya que ninguno de los dos centrales estaba en su sitio. Sorprendió ver al Getafe con dos delanteros, Güiza y Miku. No marcó ninguno, pero entre los dos se vieron los mejores movimientos sin balón, una conexión a seguir, cuando uno sale el otro entra y así.

Tras el 1-2, marcado por Barrada a gentileza de Miku, el partido fue todo bermellón, a excepción de un gran remate de Pedro Ríos al palo. Castro tuvo el empate en el 66', pero salvó Moyá. Siguió el Mallorca a la tremenda, encerrando en el área a un Getafe que, estaba vez sí, supo defender hasta el final.