¡Rica España!

Costa Rica - España | La contracrónica

¡Rica España!

¡Rica España!

Manolo el del Bombo vio justificado su esfuerzo de viajar a un sitio tan lejano de su bar de Valencia. No fue el partido que pasará a la posteridad por nuestro buen juego, pero nos quedamos con la magnífica reacción tras el 2-0.

¡Malditos amistosos!. Espero que Villar no tenga otra vez la ocurrencia de montar un amistoso al otro lado del mapamundi con un fin meramente recaudatorio. Un par de millones de euros no justifican poner en juego el prestigio ganado de pleno derecho en Viena y en Johannesburgo. Encima, el rival tenía trampa. Jamás nos habíamos enfrentado a ellos y esa falta de jurisprudencia de calendario nos hizo naufragar en un primer tiempo donde sobraron los ticos (el sobrenombre de los aguerridos costarricenses) y faltó el manoseado tiqui-taca. Al descanso, todo parecía en duda. Nuestro estilo, nuestra identidad, nuestra actitud, nuestra puntería...

Sin '9' no hay paraíso. Admiro y respeto a Del Bosque, pero sigo sin imaginarme un fútbol sin un delantero centro de referencia. Si Llorente se lesiona debes poner a Torres, y si eres consciente de que no está para ser titular, ahora se entenderá por qué le reclamábamos a Soldado para esta convocatoria. En la primera parte jugó Cesc de falso '9'. Ni es Messi ni él está para eso, aunque entre en segunda línea como un cuchillo jamonero. Además, que Villa juegue en el Barça de extremo pegado a la cal es un problema de Guardiola, no nuestro. Si está en el campo, el Guaje debe estar dentro del hábitat en el que se hizo hombre y futbolista: el área. Así fue en la segunda parte y vimos otro partido. El gol agónico del asturiano fue el premio a su insistencia y su fe. Erró cinco goles antes de firmar el de verdad. El que nos dio un empate que, visto lo visto, nos supo a gloria bendita.

El 127 de Iker. ¿Quién no ha tenido una mala salida en su vida? Casillas nos recuerda de Pascuas a Ramos su condición humana y eso le hace más grande todavía. El día del récord que le garantiza un trono de honor en el Hall of Fame de La Roja, Iker tuvo un mal cálculo y regaló el primer gol de los costarricenses. Bueno, ¿y qué? Este chaval es tan grande que sólo se permite pifias en los bolos. Cuando llega la hora de la verdad, para el penalti de Italia, el de Paraguay y saca el Pie de Dios a Robben. Felicidades por ese 127, cuyos dígitos suman tu grandeza. Eres un portero 10.

Keylor Navas, gigante. Eso sí, el Casillas de Costa Rica es un fiera y le vemos en España cada fin de semana calentando banquillo con los amigos del Levante. Conocí a este porterazo en Albacete (el equipo que posee sus derechos federativos) hace unos meses. Me pareció un tiarrón con mucha personalidad y afán por ser el nuevo Gabelo Conejo de Costa Rica y del fútbol español. Si a alguien le quedan dudas, que analice el vídeo de anoche. Sacó pelotas de la escuadra, paró varios mano a mano y repelió dos tiros a base de reflejos de samurai. Él evitó la remontada total.

La Presidenta. No me convenció del todo que la presidenta de este coqueto país amigo, Laura Chinchilla, dijese en la recepción oficial de la víspera que España "es el mejor equipo de todos los tiempos". Tanto halago atonta y no va con nuestro carácter latino, muy dado a morir de autocomplacencia. Sabemos que tenemos la fórmula mágica, pero fue justo cuando vimos todo perdido cuando rescatamos esa virtud que también nos hizo célebres en los períodos de hambruna: el coraje. Por cierto, a mi paisano Andrés Iniesta hay que ponerle una calle en la frontera que diga esto: "Entra usted en el país donde juega Iniesta". Pedazo de futbolista. La Eurocopa de 2012, próxima estación. ¡Vamos, campeones!