El Vicente Calderón vive el enésimo renacer colchonero

Liga BBVA | Atlético 3 - Real Sociedad 0

El Vicente Calderón vive el enésimo renacer colchonero

El Vicente Calderón vive el enésimo renacer colchonero

Cómoda victoria del Atlético de Madrid ante la Real Sociedad que devuelve a los de Quique a zona europea. Filipe Luis abrió el marcador, Mario Suárez lo amplió y Agüero lo cerró.

El Atlético de Madrid venció por tres goles a cero a la Real Sociedad en uno de los mejores partidos de los rojiblancos que se recuerdan en el Vicente Calderón. Los de Quique firmaron una primera mitad que rozó la perfección ante un rival que dio todas las facilidades defensivas habidas y por haber. Filipe Luis lo aprovechó para abrir el marcador tras recorrerse todo el campo y mandar a la red una exquisita asistencia de tacón de Diego Costa. Justo antes del descanso fue Reyes el que puso en pie a la parroquia colchonera tras bailar a Carlos Martínez y dejarlo tumbado sobre el césped para poner en bandeja el segundo a su compañero Mario Suárez. Agüero sentenció con el tercero en el tramo final culminando una buena jugada individual. Los tres puntos colocan al conjunto madrileño séptimo en la clasificación, regresando así a los puestos europeos que abandonó hace ya muchas jornadas. Por su parte, el conjunto visitante suma su séptima jornada consecutiva sin ganar y parece condenado a sufrir hasta el final para lograr la permanencia.

Ambos equipos se adaptaron a la perfección a los papeles que se les suponía en la previa del encuentro. El Atlético de Madrid se hizo con el dominio del balón y la iniciativa del partido, mientras que la Real Sociedad centró todos sus esfuerzos en montar el contragolpe cada vez que el balón llegaba a las botas de sus jugadores. Tras unos primeros acercamientos sin peligro a ambas áreas, llegó la primera ocasión clara de la tarde. Un error en la zaga visitante fue aprovechado por Agüero para poner a prueba a un pletórico Bravo. La Real se obsesionó con intentar gana la batalla en la medular descuidando las tareas defensivas, lo que aprovecharon los de Quique para abrir el marcador con un gol de Filipe Luis poco antes del cuarto de hora tras una buena acción individual de Diego Costa, que volvió a ser titular en detrimento de Forlán.

El tanto local no significó cambio alguno en el guión de ambos equipos. Los locales no aminoraron el ritmo y se lanzaron decididos a por un segundo gol que les ayudara a encarrilar el choque de forma definitiva. La obstinación ofensiva de los rojiblancos les sirvió para terminar ganando la lucha en el centro del campo a su rival, que quedó embotellado de forma casi permanente en su campo con la intención de tapar los huecos que iban apareciendo cada vez más frecuentemente entre sus líneas. Los de Quique controlaron bien el encuentro sin pasar apuros y llegando siempre con sensación de peligro a las inmediaciones de Bravo. Reyes y Agüero fueron los encargados de intentar aumentar la ventaja para los suyos escoltados por unos brillantes Koke y Tiago.

El Atlético de Madrid acabó el primer tiempo jugando a placer ante un rival inédito en ataque y muy frágil en defensa. Los colchoneros, que reclamaron un penalti sobre Agüero antes del descanso, protagonizaron sus mejores minutos de juego de la temporada regalando a su público jugadas preciosistas como la elaborada por Agüero y Diego Costa y que acabó con un disparo al palo izquierdo de Bravo por parte del jugador brasileño. El sevillano Reyes se encargó de poner el punto final al primer acto con una jugada antológica en la que hizo lo que quiso con Carlos Martínez para acabar poniendo en bandeja el segundo gol del partido a su compañero Mario Suárez.

Tras el intermedio, la Real Sociedad regresó al césped con mejor cara que en los primeros cuarenta y cinco minutos. Los de Lasarte se mostraron más incisivos en ataque, más luchadores y presionaron muy arriba a un rival que buscaba no perder la posesión del balón y mantener el nivel en sus acciones ofensivas. A pesar de que los locales bajaron el ritmo exhibido durante el primer asalto, siguieron siendo dominadores absolutos del partido y gozaron de ocasiones muy claras para ampliar aún más la ventaja de la que gozaban en el marcador. El bagaje ofensivo del conjunto donostiarra en la segunda mitad fue un único remate de Ifran al que respondió de forma brillante un atento De Gea.

El mejor jugador del partido, el sevillano Reyes, tuvo durante toda la tarde un socio de lujo en Agüero. El jugador argentino no se quiso quedar fuera de la fiesta rojiblanca y fue precisamente él el que cerró el marcador y sentenció el partido con un tercer gol que sirvió como culminación a una excelente jugada individual en la que consiguió romper cualquier conato de oposición por parte de los jugadores rivales. El Atlético de Madrid sumó así tres puntos que le sirven para regresar a puestos europeos tras varias jornadas fuera de ellos. La cruz de la moneda fue para la Real Sociedad, que suma su séptimo partido consecutivo sin ganar y parece destinado a luchar por la permanencia hasta el final.

Comentarios

Comentarios no disponibles