El Barça cae uno de cada cuatro partidos sin Xavi

Liga BBVA | Barcelona

El Barça cae uno de cada cuatro partidos sin Xavi

El Barça cae uno de cada cuatro partidos sin Xavi

Este año se perdió tres duelos y el equipo venció.

Sus dotes de líder y capitán (en Sevilla el brazalete lo lucía Puyol) hicieron que Xavi protestara abiertamente a Undiano Mallenco momentos antes de que los andaluces hicieran el 2-3 (se quejó abiertamente de la falta previa al tanto). El colegiado internacional no dudó en mostrarle la quinta amarilla, cosa que le privará de jugar el fin de semana ante el Valladolid en el Camp Nou. Después de aguantar muchos partidos al borde del precipicio (con cuatro amarillas y una lesión de tres centímetros en el sóleo de la pierna izquierda), el egarense no podrá estar presente en la gran final del campeonato de Liga en Barcelona, algo que debería preocupar a más de uno. Cuando Xavi no es alineado, los culés pierden uno de cada cuatro partidos: al loro, que diría Laporta.

En la presente temporada, Xavi se perdió tres partidos de Liga, correspondientes a las jornadas 23, 27 y 28, consiguiendo Guardiola y sus jugadores tres cómodos triunfos. Ante el Racing, en el Camp Nou, los azulgrana golearon a los cántabros por 4-0; en la segunda ausencia del catalán, el líder se deshizo del Zaragoza en La Romareda (2-4), mientras que la semana siguiente, fecha en la que Osasuna de Camacho regresaba a Barcelona, los navarros se fueron derrotados, con un 2-0 que ayudaba al Barça a seguir siendo el líder de la clasificación. Con todo esto, la pregunta es evidente: ¿se volverá a cumplir la tendencia?

Sabe Guardiola y todo el equipo que sólo les vale la victoria ante los pucelanos, pero no querrán entrar al trapo durante la semana. En el vestuario también controlan el dato y no se apuran. Xavi no jugará, pero querrán romper la estadística.

Touré optará a cubrir su baja

Pese a que el equipo no regresará a los entrenamientos hasta mañana, Guardiola comenzó a cavilar qué futbolista de su equipo suplirá en la creación a Xavi. Con Iniesta tocado (podría tener el alta para el fin de semana, pero no arriesgarían a darle la batuta desde el principio), Touré Yayá sería el responsable de ayudar a canalizar el juego del líder, apoyado por Keita (izquierda) y Busquets (por el centro). Los tres deberán conectar con Messi, la estrella del equipo que tendrá la responsabilidad de conseguir un título de Liga vital para los culés.