LaLiga Santander
Serie A
Liga Rumana
Viitorul Viitorul VTR

-

Cluj Cluj CFR

-

Liga Turca
Fenerbahçe Fenerbahçe FEN

-

BB Erzurumspor BB Erzurumspor BBE

-

NBA
FINALIZADO
Washington Wizards WAS

128

Los Angeles Lakers LAL

110

FINALIZADO
Dallas Mavericks DAL

113

Sacramento Kings SAC

120

FINALIZADO
New Orleans Pelicans NOP

96

Miami Heat MIA

102

FINALIZADO
Denver Nuggets DEN

95

Toronto Raptors TOR

86

Liga Griega
Levadiakos FC Levadiakos FC LEV

-

PAOK PAOK PAO

-

Liga Mexicana - Apertura

Un equipo capaz de todo

SUPERCOPA | REAL MADRID 4 - VALENCIA 2

Un equipo capaz de todo

Un equipo capaz de todo

AP

Tirado por un magnífico Robben, el Madrid fue capaz de remontar la eliminatoria después de sufrir las expulsiones de Van der Vaart y Van Nistelrooy

Si algo dejó claro el Real Madrid en el partido de vuelta de la Supercopa es que se trata de un equipo capaz de todo. Desde desesperar al Bernabéu en la primera parte con un juego más que discreto a alborotar La Castellana con una remontada a la tremenda con sólo nueve jugadores sobre el césped de Chamartín.

Casillas .- Apenas pudo intervenir una vez y lo hizo bien. Ni en el gol de Silva ni en el de Morientes pudo hacer nada.

Sergio Ramos.- No está a tono aún después de haber comenzado tarde la pretemporada, pero su presencia en la defensa se nota y mucho. Corrió muy bien su banda y tuvo presencia en ataque. Su gol abrió la espita de la remontada blanca cuando su equipo ya estaba con nueve.

Pepe.- Tuvo mucho trabajo el portugués al verse exigido por las lagunas madridistas del centro del campo. Sacó todo lo que llegó a su zona y mantuvo a raya a los delanteros valencianistas.

Heinze.- La falta de fluidez del centro del campo convirtió al argentino en el referente blanco durante el primer tiempo. Hasta cinco balones largos salieron de sus botas hacia Raúl o Van Nistelrooy. Pudo haber hecho algo más en el gol de Silva, tapar en vez de irse al suelo. El zafarrancho de la segunda parte le dejó tranquilo en la vanguardia.

Miguel Torres.- Insustancial. Tapó bien su banda izquierda, pero nunca pasó de la línea del centro del campo en ataque. Le quitó sorpresa a un ataque del Madrid demasiado estático mientras estuvo con once.

Diarra.- El malí sigue en su línea y de ahí no lo va sacar nadie. Quita una barbaridad de balones y pierde una barbaridad de balones. Notable en lo que sabe hacer y en lo que no sabe.

Guti.- Desanimado y generador del desánimo hasta la exasperación. El 14 se tomó la primera parte a título de inventario. Ni pidió ni asistió ni inventó. La expulsión de Van der Vaart le dio más aire en la segunda parte, pero sin excesos.

Van der Vaart.- Empezó bien el holandés en su estreno en el Bernabéu con dos disparos contra la portería de Hildebrand. Una fea entrada a destiempo sobre Mata le mandó a él al vestuario y al limbo las ilusiones que todos tenían puestas en él.

Robben.- El mejor del Madrid sin ninguna duda con una segunda parte esplendorosa. Cuando más le necesitaba su equipo supo cortar a la defensa valencianista por todo el frente del ataque. Su actitud y su juego llevaron en volandas a un Madrid diezmado

Raúl.- El capitán mantuvo el tono de toda la pretemporada. Resultó intrascendente en ataque, donde no supo encontrar su sitio. Fue sustituido tras el segundo gol del Madrid por Higuaín.

Van Nistelrooy.- El ariete holandés es dinamita y sigue en un momento dulce. Marcó los dos goles de Valencia y consiguió el empate del Bernabéu. Una entrada sobre Baraja le costó una tarjeta amarilla más que rigurosa y la inmerecida expulsión

Drenthe.- Salió en el peor momento para jugar de lateral izquierdo cuando el Madrid estaba con 10 y a punto de quedarse con nueve. Mantuvo la posición y evitó el descoloque que le caracterizó la temporada pasada.

De la Red.- Sustituyó a Guti tras el gol de Sergio Ramos y se manejó bien en labores de contención cuando el Madrid sobrevivía con nueve. En la primera ocasión que tuvo para brillar marcó un golazo de vaselina.

Higuaín .- Sustituyó a Raúl tras el segundo tanto del Madrid. Apenas tuvo tiempo ni posibilidad de hacer algo salvo lo de siempre, el golito del pipita al final de cada encuentro.