Euroliga
Olympiacos OLY

-

Anadolu Efes IST

-

CSKA CSK

-

Khimki Moscú KHI

-

Fenerbahce FNB

-

Milan MIL

-

Torneo Descentralizado
NBA
FINALIZADO
Indiana Pacers IND

113

Milwaukee Bucks MIL

97

FINALIZADO
Charlotte Hornets CHA

108

Detroit Pistons DET

107

FINALIZADO
Washington Wizards WAS

125

Boston Celtics BOS

130

FINALIZADO
Philadelphia 76ers PHI

124

Brooklyn Nets BKN

127

FINALIZADO
Cleveland Cavaliers CLE

113

New York Knicks NYK

106

FINALIZADO
New Orleans Pelicans NOP

118

Oklahoma City Thunder OKC

114

FINALIZADO
Memphis Grizzlies MEM

92

Portland Trail Blazers POR

83

FINALIZADO
Dallas Mavericks DAL

114

Atlanta Hawks ATL

107

FINALIZADO
Utah Jazz UTA

111

Miami Heat MIA

84

FINALIZADO
Sacramento Kings SAC

141

Minnesota Timberwolves MIN

130

FINALIZADO
Golden State Warriors GSW

93

Toronto Raptors TOR

113

Copa Sudamericana

Raúl acaba con Alemania y entra en la historia

Amistoso | España 3 - Alemania 1

Raúl acaba con Alemania y entra en la historia

Raúl acaba con Alemania y entra en la historia

Raúl ha entrado en la historia y con los dos tantos lograndos ante Alemania se ha convertido en el máximo goleador de la selección.

Raúl González vivió una de sus noches más gloriosas con la camiseta de España, puesto que se convirtió en el mejor artillero de la selección nacional y con sus dos goles dinamitó a Alemania, la actual subcampeona mundial, cuya mejor virtud en Palma fue el tratar de ser una roca para aplacar la superioridad técnica de los de Iñaki Sáez.

El delantero madrileño firmó un partido bello. Estos días de atrás ha recordado con resignación que se podía haber disputado en Seúl en semifinales del Mundial de no haber caído ante Corea del Sur en los penaltis en un partido en el que no estuvo por lesión y tenía ganas de hacer algo grande ante un oponente ilustre, en horas algo bajas, pero que es un grande del balompié universal.

Raúl, con la colaboración anotadora final de su compañero José María Gutiérrez "Guti" (había relevado a Diego Tristán), destrozó además casi diecinueve años de historia, los que hacía que España no ganaba a Alemania. Desde el gol de Antonio Maceda en la Eurocopa 2004.

Fiesta

El partido, que tuvo fases monótonas, acabó siendo una auténtica fiesta para España y el público de Palma, que habían contemplado cómo el subcampeón del mundo sufría su segunda derrota consecutiva. Rudi Voeller tuvo que cambiar el planteamiento previsto después de la ausencia a última hora de Torsten Frings por problemas estomacales, pero no impidió que su equipo saltara al campo con un orden estricto y un trabajo en la presión agobiante para los hombres de Iñaki Sáez.

La 'máquina' germana funcionaba como una perfecta cadena, con constantes apoyos en la marca. Albelda y Baraja no conseguían darle fluidez al juego del equipo español porque además Vicente y Joaquín sufrían el despliegue táctico de sus oponentes y no tenían opciones de romper en velocidad.

No obstante, Alemania, que tan solo llegó con un remate a bocajarro de Klose (partió en fuera de juego) que desbarató un magnífico Iker Casillas, se limitaba a inquietar de manera esporádica a una zaga española insegura por momentos, por lo que el partido fue monótono en sus inicios.

Un par de 'piques' y la aparición estelar de Raúl animaron la contienda. Christoph Metzelder, al que se enfrentará en pocos días en la Liga de Campeones, le arrebató la gloria del récord gracias a su rapidez (m.16), pero pasada la media hora el zaguero del Borussia Dortmund tuvo que rendirse a la evidencia e hincar la rodilla ante la magia del máximo goleador en la historia de España.

Baraja envió un esférico en profundidad, Raúl, enorme, lo bajó con precisión, dejó clavado al germano y batió a Oliver Kahn con un preciso disparo raso que se coló junto al palo izquierdo del portero del Bayern. El récord de tantos merecía una acción de esta belleza. Raúl tenía ganas ya de dejar atrás a su amigo y compañero Fernando Hierro, y lo hizo con una enorme brillantez. El gol pareció dejar k.o. a Alemania, pero esto casi nunca ocurre.

Bronca de Kahn

Aún con un equipo bastante remozado, en un momento bajo, apareció el carácter indomable de su capitán, Oliver Kahn, para propinar una impresionante bronca a sus compañeros después de sufrir de lo lindo en otra mágica acción de Diego Tristán. Los pupilos de Voeller recibieron el mensaje de Kahn alto y claro. El orgullo alemán estaba en juego y con tanto partido por delante no podían tirarlo.

El subcampeón del mundo sobrevivió también gracias a la fortuna, a una carambola a tres bandas que sirvió para que el balón, tras tocar en Fredi Bobic, entrase en la meta del sorprendido Iker Casillas. Habían pasado tan solo siete minutos desde el gol de Raúl y lo que se estaba convirtiendo en una fiesta de España quedó mitigado por el espíritu y la fortuna de los alemanes, que volvieron a plantarse con una disciplina espartana y a sacar de quicio a los hombres de Sáez, lo que motivó varios encontronazos que dejaron claro que el partido tenía de amistoso solo el nombre.

El descanso aplacó algo los ánimos agresivos de unos y otros, tranquilizó algo el juego de España, que comenzó a tocar con sentido el esférico y a buscar algo más a Joaquín y Vicente en las bandas. Raúl, omnipresente tuvo un par de opciones en sendas voleas, pero la primera se le marchó alto y en la segunda Baumann -que sólo estuvo en el campo once minutos por una lesión- se interpuso para evitar el gol.

España, superior técnicamente, jugaba mejor que su ilustre oponente, tanto que volvió a rozar el gol en una volea fallida por Baraja, pero la verdad es que Alemania no estaba muerta y echó mano de uno de sus más firmes promesas como Benjamin Lauth y uno de sus veteranos, Jens Jeremies, para mantener alerta a Iker Casillas. El medio del Bayern envió incluso un balón al larguero desde el centro del campo (m.68).

Pero volvió a aparecer Raúl en el momento clave para forzar un penalti de Woerns y transformarlo (m.76) engañando por completo a Kahn, con lo que España dejaba, ahora sí, tocada a Alemania, sin capacidad de reacción tras los numerosos cambios. Guti, que no atraviesa sus mejores momentos en el Real Madrid por la falta de minutos, completó la fiesta con un gol marca de la casa y España zanjó su primer 'gran amistoso' de la era Sáez con un triunfo que da prestigio y confianza para el choque oficial del próximo 29 de marzo en Ucrania. Alemania, es verdad, llegaba con muchas caras nuevas y bajas importantes como la de Michael Ballack, su gran valor en la actualidad, pero lo cierto es que España, con sus armas de calidad y técnica, su buen trabajo y un enorme Raúl se ganó a pulso un momento de felicidad.