ACTUALIDAD

Se jubila la rata Magawa, que ha salvado miles de vidas

El roedor, en sus cinco años dedicados a la detección de minas, ha 'limpiado' más de 200.000 metros cuadrados y localizado más de 100 explosivos.

Se jubila Magawa, la rata busca minas antipersonas
HANDOUT AFP

Desde el año 2013 en el que nació ha dedicado parte de su vida a evitar tragedias en el mundo. Magawa, una rata gigante de Tanzania experta en al detección de minas terrestres y explosivos, pondrá este mes fin a su carrera ayudando a otras personas.

Tras cinco años de servicio, el roedor, que ha ejercido en Camboya, afronta su jubilación, como ha confirmado la APOPO (Anti-Persoonsmijnen Ontmijnende Product Ontwikkeling, en neerlandés). Esta organización, fundada en 1997, entrena a este tipo de animales con este fin.

Galardonada con una medalla de oro

Durante sus años de experiencia ha conseguido detectar 71 minas y 38 artefactos explosivos sin detonar. Es, como asegura APOPO, el ejemplar más eficaz del proyecto. "Durante los últimos cinco años ha ayudado a limpiar más de 225.000 metros cuadrados de terreno, permitiendo que las comunidades locales vivan, trabajen, jueguen y se eduquen; sin miedo a perder la vida o una extremidad", destacan.

A finales del año pasado una organización benéfica veterinaria de Reino Unido, la PDSA, le entregó una medalla de oro por su labor y fue condecorada como una "rata héroe". Con sus apenas 20 centímetros ha conseguido salvar la vida de cientos de personas en Camboya.

Ayuda a evitar tragedias

Una de las claves es su olfato, con el que consigue detectar los olores químicos. El otro, su tamaño: es tan pequeña que su peso resulta insuficiente para que los explosivos detonen. Gracias a Magawa se ha conseguido evitar que se repitan tragedias como la de un hombre que a los siete años perdió una pierna tras pisar una mina.

"Las minas terrestres siguen infligiendo dolor y miedo a una nueva generación de camboyanos, una generación que ni siquiera nació cuando se colocaron estas minas. La limpieza de campos de minas es un trabajo intenso, difícil y peligroso que exige precisión y tiempo", destaca APOPO en su comunicado de despedida a Magawa.