ACTUALIDAD

El 'Rambo belga' negacionista, en busca y captura

Jurgen Conings se enfrenta a cargos de terrorismo y lleva desaparecido una semana. Tiene experiencia en el ejército y en combate, y se cree que está armado.

Jurgen Conings terrorista negacionista Bélgica armado búsqueda captura
FRANCOIS WALSCHAERTS AFP

En busca y captura y ni rastro de él. Cientos de tropas belgas siguen persiguiendo a un francotirador entrenado en el ejército, Jurgen Conings, que se cree que está escondido con armas altamente peligrosas. Según los medios belgas, es “sospechoso de terrorismo” y, como informa la emisora VRT, está siendo investigado por la fiscalía federal por “intento de asesinato y posesión ilegal de armas en un contexto terrorista”.

Además, se piensa también que este hombre de 46 años está muy preparado y no está “actuando por impulso”. Posee experiencia de combate en zonas de guerra como Afganistán, Irak y el Líbano. Antes de desaparecer dejó notas en las que amenazaba a altos funcionarios, se sospecha que se habría llevado misiles antitanques, una metralleta y una pistola capaz de perforar chalecos antibalas, algo que él sí llevaría.

Unos 400 soldados belgas han registrado el Parque Nacional Hoge Kempen, en la provincia belga de Limburgo, con helicópteros, camiones y vehículos blindados. A estos se han unido fuerzas de Alemania y Países Bajos, e incluso los cuerpos de seguridad holandeses están preparados para actuar en su lado de la frontera.

Cierre de mezquitas, escuchas telefónicas, y aviso de su novia

Son muchas las pistas que se han ido recabando sobre este sospechoso en los últimos días. Por ejemplo, se sabe que tiene una opinión muy marcada de extrema derecha, lo cual ha obligado a cerrar varias mezquitas de la provincia de Limburgo. También se han escuchado llamadas telefónicas y revisado cámaras de seguridad, pero sigue sin haber rastro de él.

Una de las últimas referencias que hay de él es un coche perteneciente a Conings, en el que, según los informes, colocó una trampa explosiva con cuatro lanzacohetes en el interior. Se dice que había una granada conectada a cables y a las puertas del vehículo. Y otro reciente acto del sospechoso pudo ser que el martes dejara sus medallas de servicio en la tumba de sus padres.

Quien avisó de su desaparición el lunes fue su novia, Gwendy, que habría descubierto varias cartas en las que se decía que “ya no podía vivir en una sociedad donde los políticos y los virólogos han quitado todo de nosotros” o que “se uniría a la resistencia y no se rendiría”.

Amenazas a la ministra de Defensa y al virólogo jefe

Otras notas cuyo contenido ha sido difundido hablan de amenazas a la ministra de Defensa belga, Ludivine Dedonder, que se encuentra bajo protección. “Me entrenó para convertirme en quien soy, ahora voy a usar eso en su contra”, habría escrito, según VTR.

Además, negacionista reconocido, habría cargado también contra el virólogo jefe de Bélgica, Marc Van Ranst, incluso siendo visto cerca de su casa.

Los medios locales informan que estas autoridades ya han sido trasladadas a un lugar seguro y que no han sido los únicos, mientras que los efectivos policiales y militares intentan reorganizarse y ubicarse bien para que no pueda escapar ni cometer algún acto terrorista y violento.