ACTUALIDAD

Un volcán podría estar activo en Marte

Los últimos estudios apuntan que el planeta rojo podría tener actividad volcánica reciente en una zona desconocida hasta el momento.

Un volcán podría estar activo en Marte
NASA

Pese a que en Marte no se hayan conocido fenómenos más allá de alguna tormenta de arena ocasional, nuevas investigaciones apuntan a que el planeta rojo pudiera tener una historia de actividad reciente. Unos estudios que llevan a pensar en que el planeta extraterrestre siga estando volcánicamente activo. De hecho, científicos están tratando de recomponer la historia de Marte, reconstruir la línea del tiempo del planeta gracias a los nuevos vehículos de la NASA, como Ingeniuty o Perseverance.

Se conoce poco de Marte pero, lo que apuntaron varios expertos es que el planeta rojo era hace millones de años mucho más húmedo y cálido que ahora. Por ello, entienden que algo tuvo que pasar para que su atmósfera se perdiera y que toda el agua quedara bajo su superficie hace unos 3.000 millones de años. Todo un fenómeno que sigue siendo un misterio pese a los avances en las investigaciones.

Actividad volcánica en una zona desconocida

Según el medio estadounidense CNN, los científicos apuntaban a que la mayor parte de la actividad volcánica de Marte se había quedado unos 3.000 o 4.000 millones de años atrás. Sin embargo, las últimas informaciones y evidencias que llegan desde el planeta rojo revelan que ha habido actividad volcánica en los últimos 50.000 años. Incluso aunque nos parecen muchos años, en términos astronómicos resulta ser muy cercano a nuestra fecha.

Unos nuevos datos que han proporcionado los vehículos que circulan por Marte, descubriendo una zona totalmente desconocida hasta el momento dentro de la región de Elysium Planitia -una llanura en el medio del planeta-. Se trata de una zona lisa y oscura que se extiende por, aproximadamente, ocho millas. Se caracteriza por estar rodeada de una fisura volcánica de 20 millas de largo en el sistema de fallas Cerberus Fossae, donde la corteza marciana se ha separado.

"Este puede ser el depósito volcánico más joven documentado hasta ahora en Marte", dijo el autor principal del estudio, David Horvath, científico investigador del Instituto de Ciencias Planetarias, en un comunicado. "Si tuviéramos que comprimir la historia geológica de Marte en un solo día, esto habría ocurrido en el último segundo”.

Una erupción piroclástica

Tras analizar las pruebas, los científicos creen que, tal y como se distribuyó el material sobre la superficie del planeta, esta erupción corresponde con una piroclástica. Es decir, una erupción volcánica que sucede cuando el magma explota debido a la expansión de sus gases o, lo que es lo mismo, una situación similar a cuando se agitan un refresco.

"Cuando notamos por primera vez este depósito, supimos que era algo especial", dijo el coautor del estudio Jeff Andrews-Hanna, profesor asociado del Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona. “El depósito no se parecía a ningún otro encontrado en la región, o de hecho en todo Marte, y se asemejaba más a las características creadas por las erupciones volcánicas más antiguas en la Luna y Mercurio”, añade.

Podría haber vida en Marte

Desde su aterrizaje en noviembre de 2018, el InSight Lander de la NASA -que está a unos mil kilómetros de distancia- se ha centrado en estudiar la actividad sísmica del planeta rojo. Desde entonces se han detectado dos Marsquakes, es decir, terremotos no producidos por placas tectónicas, ya que Marte no cuenta con ninguna. Por ello, los científicos apuntan al magma moviéndose en el interior del planeta como causa de estas sacudidas.

"La joven edad de este depósito plantea absolutamente la posibilidad de que todavía pueda haber actividad volcánica en Marte, y es intrigante que los recientes Marsquakes detectados por la misión InSight tengan su origen en las Cerberus Fossae", dijo Horvath. Unas fisuras que se formaron hace unos 20 millones de años, cuando, apuntan, las aguas subterráneas salieron a la superficie. Y es que estos depósitos volcánicos hacen sugerir a los científicos que el planeta rojo podría haber sido habitable bajo la superficie.

"La interacción del magma ascendente y el sustrato helado de esta región podría haber proporcionado condiciones favorables para la vida microbiana hace bastante poco tiempo y plantea la posibilidad de vida existente en esta región", dijo Horvath.