ACTUALIDAD

San Isidro 2021 en Madrid: dónde es festivo en la Comunidad el 15 de mayo

Se celebra ese día porque es la fecha en la que su cuerpo fue trasladado a la Iglesia de San Andrés, donde acabó descansando en el altar mayor de la Colegiata.

San Isidro 2021 en Madrid: dónde es festivo en la Comunidad el 15 de mayo

Uno de los días más esperados de todo el año por parte de los madrileños es sin duda San Isidro, patrón de la ciudad. Solamente es festivo en la capital, aunque hay otros municipios donde también se conmemora y se trata igualmente de una jornada no laborable.

Esto ocurre concretamente en Ajalvir, Alcobendas, Brunete, Corpa, Coslada, El Álamo, El Boalo, Galapagar, Lozoyuela-Navas-Sieteiglesias, Miraflores de la Sierra, Móstoles, Navalcarnero, Perales de Tajuña, Pinto, Puebla de la Sierra, Sevilla la Nueva, Tielmes, Valverde de Alcalá y Villar del Olmo.

Milagros

Isidro de Merlo, nacido en Madrid hacia finales del siglo XI y que trabajaba como jornalero en la ciudad y sus alrededores, comenzó a hacerse notorio por sus milagros. El primero de ellos fue el del molino, cuando en medio del campo ofreció de comer a unas palomas de su cosecha mientras sus compañeros se reían por derrochar trigo. Sin embargo, al llegar al molino, los costales seguían llenos.

El segundo fue el del buey. Los compañeros se quejaban al amo de que Isidro dedicaba parte de su jornada laboral al rezo. Para comprobarlo, el señor lo observó y vio cómo varios bueyes blancos ayudaban al santo a realizar la labranza.

Aunque el más importante ocurrió cuando su hijo Illán cayó al pozo que había en su casa. Debido a ello, tanto Isidro como su mujer le rogaron a la Virgen de la Almudena para que intercediera ante Dios para devolverles a su hijo. Así, las aguas del pozo crecieron hasta el borde y trajeron de vuelta al niño.

La razón del 15 de mayo

Se celebra el 15 de mayo porque es la fecha en la que el cuerpo de San Isidro fue trasladado a la Iglesia de San Andrés, donde acabó descansando en el altar mayor de la Colegiata de San Isidro. Cuenta además con una urna de plata donde descansan sus restos ya que "ayudó" de manera póstuma en 1691 a la reina Doña Mariana de Neoburgo a sobrevivir a una enfermedad causada por sus médicos mientras intentaban que se quedara embarazada.

También coincide la fecha con la revisión que hizo el Papa Paulo V de las costumbres de la Iglesia tras el Concilio de Trento, cuando decidió beatificar a San Isidro en 1619 y decretó que la fecha de su festividad fuera el 15 de mayo.