ACTUALIDAD

Captan un enigmático aspecto de la Gran Mancha Roja de Júpiter

La Gran Mancha Roja de Júpiter es completamente imperceptible en las imágenes tomadas con infrarrojos del planeta más grande del Sistema Solar.

Captan un enigmático aspecto de la Gran Mancha Roja de Júpiter
GEMINI OBSERVATORY/NOIRLAB/NSF/A GEMINI OBSERVATORY/NOIRLAB/NSF/A

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) y la Agencia Espacial Europea han dado un paso adelante en la investigación de la superficie de Júpiter gracias a la toma de tres imágenes con diferentes tecnologías que han permitido observar las distintas características atmosféricas que posee el planeta.

Las fotografías han sido tomadas con tres tipos de luz: infrarrojos, visible y ultravioleta. La primera fue tomada con el telescopio Gemini North, en Hawái, mientras que las dos siguientes fueron capturadas por el telescopio espacial Hubble. La sorpresa de los investigadores se produjo cuando, al comparar las tres imágenes, vieron como la Gran Mancha Roja, el sistema de tormentas y vientos de Júpiter capaz de tragarse a la Tierra, no se distinguía en la fotografía con infrarrojos.

Esto se debe a que la luz infrarroja tiende a mostrar áreas cubiertas de nubes que hacen que la Gran Mancha Roja no destaque, mientras que la luz visible y la ultravioleta permite al fenómeno captar el brillo y reflejarlo. No obstante, las nubes sí aparecen bien reflejadas y distinguibles en todas las capturas.

La Gran Mancha Roja es como “los remolinos del océano”

El científico Mike Wong comparó el fenómeno de la Gran Mancha Roja con los “remolinos del océano”, puesto que se trata de un sistema de tormentas que gira en dirección contraria a la que lo hacen el resto de las nubes del planeta más grande del Sistema Solar.

“Mientras las nubes de tormenta giran se pueden obtener pequeñas anomalías que formen estos remolinos que se enrollan sobre sí mismos. Y esta es la explicación de estos fenómenos, que empiezan como algo débil, pero pueden llegar a estirarse mucho”, ha explicado Wong.

Gracias a las tres fotografías, los investigadores han podido ampliar sus conocimientos sobre la atmósfera joviana y sobre el comportamiento de sus nubes y remolinos.