CORONAVIRUS

La decisión inamovible de Sanidad sobre la segunda dosis de AstraZeneca

La comisión se reunía hoy para decidir qué hacer con las personas menores de 60 años vacunados con la primera dosis de AstraZeneca.

La decisión inamovible de Sanidad sobre la segunda dosis de AstraZeneca
Ann Wang REUTERS

Las personas vacunadas con la primera dosis de AstraZeneca menores de 60 años, que en España ascienden 1,7 millones, tendrán que esperar a mediados de mayo para conocer qué se hará con ellos. La Comisión de Salud Pública ha acordado en la reunión de hoy esperar a tener resultados del estudio preliminar del Instituto Carlos III para analizar la eficacia y seguridad de administrar una segunda dosis de Pfizer.

El viceconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, ha revelado la decisión de la comisión de retrasar cuatro semanas esta decisión que afecta principalmente a personas de colectivos considerados prioritarios como profesores, policías, bomberos o sanitarios que no estaban en primera línea.

La reunión se convocaba después de hubiesen pasado 12 semanas desde la administración de la primera dosis de AstraZeneca a estos colectivos, momento en el cuál, según el prospecto del fármaco, debía ser administrada la segunda dosis.

La votación ha estado muy ajustada, ya que solo diez de las 19 comunidades autónomas han votado a favor de esta decisión. Una de las comunidades que ha votado en contra ha sido Madrid, según ha informado el propio Zapatero, pues su intención era no “interrumpir” el proceso de vacunación por el estudio.

España opta por “generar evidencia científica”

En la reunión, que comenzó a las 09:30, se planteaban varias posibilidades. Una de ellas era seguir el camino de países como Alemania y Francia que han comenzado a administrar la segunda dosis a estas personas con la vacuna de Pfizer, a pesar de que no existe estudio alguno que indique que la combinación de vacunas sea efectiva.

Otra opción era seguir las recomendaciones de la Agencia Europea del Medicamento, que el pasado 23 de abril apostó por administrar la segunda dosis de AstraZeneca a aquellas personas que ya hubiesen recibido la primera. El pretexto de la EMA es que los beneficios son superiores a los riesgos. Es una decisión que se ha tomado en Reino Unido o Italia.

Una posibilidad también planteada por la EMA era no administrar ninguna dosis más a estas personas con una sola dosis de AstraZeneca. Como recordó la ministra de Sanidad, Carolina Darias, el otro día tras la reunión del Consejo Interterritorial, una sola dosis de la vacuna de la farmacéutica británica brinda una protección del 76%.

Finalmente, España ha optado por la decisión que estaba en consonancia con la opinión de la ministra, según confesó ella misma en rueda de prensa, aunque recordó que la decisión se tomaría de manera común. España tratará de “generar evidencia científica” que avale la administración de una dosis de Pfizer en personas que ya hayan recibido una primera dosis de AstraZeneca.

Los “primeras evidencias” del estudio iniciado por el Instituto Carlos III con 600 pacientes se podrán conocer a mediados de mayo. Darias desmintió que faltasen voluntarios para el estudio, como se había publicado en algunos medios. Para Zapatero el estudio es técnicamente "tremendamente débil" y "con una debilidad metodológica notable".