ACTUALIDAD

Alarma mundial por la situación de la India: "Es como si fuera una nueva pandemia"

En las últimas 24 horas, el país notificó 323.144 nuevas infecciones y 2.771 personas fallecidas. El mundo, en alerta por la cepa doble mutante del país asiático.

La "tormenta" COVID de la India amenaza al resto del mundo
DIPTENDU DUTTA AFP

India es uno de los países donde la pandemia está más descontrolada pese a que continúa avanzando la campaña de vacunación en su territorio. Pero el escenario actual amenaza al resto del mundo, puesto que la nación no tiene suficientes camas de hospital, el acceso a los medicamentos está muy limitado y las infecciones continúan aumentando notablemente cada día.  

En las últimas 24 horas, India ha notificado su primer descenso en el número de contagios en las últimas dos semanas, con 323.144 infecciones. Además, en el mismo plazo de tiempo han fallecido 2.771 personas a causa de la enfermedad. Por tanto, desde el inicio de la pandemia se han registrado 17,6 millones de contagios y 197.894 muertes a causa de la COVID-19, según los datos del Ministerio de Salud.

Durante el día de ayer recibieron el alta médica 219.272 personas, aunque todavía 2.813.658 pacientes presentan una infección activa por la enfermedad. Por otro lado, 41.911.223 ciudadanos han recibido alguna de las dosis de la vacuna contra el coronavirus, apenas un 3% de la población.

La situación es tan preocupante que españoles que residen en la India detallan la desoladora situación que están viviendo. Amaia Foces, de 51 años y médica de familia, explica en El País que han entrado en otra dimensión: "Es como si fuese una nueva pandemia. Ahora se está muriendo gente joven, con treinta y pocos años y no hay camas, ni oxígeno, ni pruebas PCR. Si en una casa hay un caso positivo, la mayoría se va a contagiar, suelen vivir todos juntos en el mismo edificio".

La vacuna es la gran esperanza para la India en particular y para el mundo en general. Para frenar la desigualdad en la inoculación de remedios, la Organización Mundial de la Salud (OMS) instauró la iniciativa COVAX, basada en compartir vacunas para distribuirlas entre los países con peor acceso a las mismas. Los principales destinatarios eran los países africanos, pero las dosis se han desviado ahora para cubrir las necesidades de India, que a su vez está intentando adquirir material para producir vacunas de Estados Unidos.

Frenar la propagación descontrolada

Ante esta mala evolución epidemiológica, uno de los focos del planeta que más preocupa es el de India. Los expertos han repetido numerosas veces que se debe evitar que el patógeno circule sin control, ya que si ocurre lo contrario podrían suceder nuevas cepas que prolonguen la crisis sanitaria. 

Narendra Modi, primer ministro de India, ha solicitado responsabilidad a los ciudadanos y vacunarse cuando les corresponda. El dirigente calificó de "tormenta" el número de infecciones registradas en el país, que está provocando imágenes de personas muriendo en sus coches mientras esperan atención sanitaria o camas hospitalarias situadas en las calles.

Ayuda de otros países

Una de las causas de que la pandemia esté desbordada se debe a la fragilidad del sistema sanitario del país. Además, las medidas de prevención o el método de vigilancia son muy débiles, lo que aumenta las posibilidades de que se propaguen los efectos a nivel local y mundial. 

El Serum Institute of India, mayor productor mundial de vacunas, ha enviado únicamente 1,2 millones de dosis al exterior en comparación con los 64 millones mandados los tres meses anteriores. Para cubrir ese vacío, China ha informado que está dispuesta a brindar el apoyo y la ayuda necesaria al territorio, caso similar a Reino Unido, que enviará 495 concentradores de oxígeno, 120 ventiladores no invasivos y 20 ventiladores manuales.

Aunque lo que realmente necesita India son suministros para sus fábricas de vacunas, que se encuentran actualmente retenidas por las restricciones de exportación de Estados Unidos. También se requieren herramientas para la secuenciación genómica, que permita identificar y controlar las variantes existentes y emergentes. 

Estados Unidos enviará material

Para intentar frenar esta situación, el país norteamericano ha subrayado que se están manteniendo conversaciones al más alto nivel para desplegar ayuda adicional a los sanitarios indios.

Anthony Fauci, principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, señaló que se están considerando varias medidas, como el envío de suministros de oxígeno, pruebas, tratamientos con medicamentos y equipos de protección personal: "En resumen, es una situación terrible la que está ocurriendo en India y otros países de ingresos medianos bajos, y hay más que podemos hacer".