ACTUALIDAD

Unidad familiar en la Declaración de la Renta 2020-21: qué es, tipos y cómo afecta al IRPF

Se refiere a un conjunto de personas que se encuentran unidas por un vínculo de parentesco y permite a sus miembros tributar de manera conjunta.

Unidad familiar en la Declaración de la Renta 2020-21: qué es, tipos y cómo afecta al IRPF
EFE

La unidad familiar se refiere a un conjunto de personas que se encuentran unidas por un vínculo de parentesco. Es un concepto muy importante a la hora de pedir y determinar cualquier tipo de prestación, ayuda, beca o subsidio. También debe tenerse en cuenta para realizar la Declaración de la Renta, cuya campaña este año es del 7 de abril al 30 de junio, pues da la opción a sus miembros de tributar de forma conjunta en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Dos modalidades

A efectos del IRPF, la Agencia Tributaria señala dos modalidades de unidad familiar:

1. Si existe matrimonio: la unidad familiar se considera que está integrada por los cónyuges no separados legalmente y los hijos, si los hubiere. Se incluyen los hijos menores, salvo si de forma independiente con el consentimiento de los padres, y los hijos mayores de edad que se encuentren incapacitados judicialmente y estén sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada.

2. Si no hay matrimonio o se ha producido la separación legal: en este caso, la unidad familiar está formada por el padre o la madre y todos los hijos que convivan con uno u otro, siempre que estos últimos reúnan los requisitos de la anterior modalidad.

Actualmente, está extendido otro vínculo, que es de las parejas de hecho. Si tienen hijos, funciona igual que el de las personas divorciadas, es decir, las dos partes nunca pueden tributar de forma conjunta, sino solo uno de ellos con los hijos que convivan en el hogar.

Por otra parte, la Agencia Tributaria establece que ninguna persona puede formar parte de dos unidades familiares al mismo tiempo y que la determinación de los miembros que conforman el grupo se realiza en función de la situación que se dé el 31 de diciembre de cada año. Esto significa que, si uno de los hijos cumple la edad de 18 años antes de esa fecha, no se consideraría parte de la unidad familiar durante el periodo de la Declaración de la Renta. También cabe recordar que en una unidad familiar el matrimonio puede ser entre personas del mismo o distinto sexo y que los hijos pueden ser naturales o adoptados.

Reducción de la base imponible

Los límites máximos de reducción previstos por aportaciones a los distintos sistemas de previsión social se aplicarán individualmente por cada miembro de la unidad familiar. La cuantía del mínimo por contribuyente será de 5.550 euros anuales, con independencia del número de miembros. No obstante, para la cuantificación por edad y discapacidad se tendrán en cuenta las circunstancias personales de cada cónyuge.

Se establece una reducción en la base imponible de 3.400 euros anuales por tributación conjunta en la modalidad de unidad familiar compuesta por matrimonios no separados legalmente, tengan hijos o no. En el caso de las parejas de hecho con hijos y de las unidades familiares compuestas por el padre o madre viudo o separado legalmente con los hijos menores, o mayores incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada, que convivan con él o con ella, se establece una reducción de 2.150 euros anuales que no será aplicable si el contribuyente convive con el padre o la madre de alguno de los hijos de la unidad familiar.