ACTUALIDAD

Las propuestas de China para mejorar la eficacia de las vacunas

Las autoridades sanitarias sugieren ajustar los intervalos de inoculación, las dosis de cada inyección o la cantidad de pinchazos que debe recibir cada persona.

Las propuestas de China para mejorar la eficacia de las vacunas
Getty Images Getty Images

Gao Fu, director del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades de China (CDC), pidió acelerar el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus y optimizar los procedimientos de revisión para facilitar la implementación de un programa nacional para que se pueda desarrollar la inmunidad de rebaño. 

Para lograrlo, Fu sugiere ajustar los intervalos de vacunación, las dosis de cada inyección o la cantidad de pinchazos que debe recibir cada persona para aumentar la eficacia de los fármacos contra la COVID-19.

Entre tres y ocho semanas

Tal y como señaló el CDC chino el pasado 18 de marzo, el último intervalo recomendado entre pinchazos es de tres a ocho semanas. Se trata de un espacio superior a los 14 días aconsejados previamente, lo que genera especulaciones sobre si el periodo podría afectar a la eficacia de las vacunas. 

Según subrayó un experto en inmunología al Global Times, este intervalo de 14 días fue diseñado con un propósito de uso de emergencia, pero un mayor transcurso de tiempo podría producir una mejor eficacia en la respuesta del fármaco contra el coronavirus.

Combinación de vacunas

Por regla general, es mejor recibir las dos dosis con un intervalo de 4-8 semanas. Pero si el periodo es demasiado corto, los anticuerpos producidos tras la primera inoculación serían neutralizados por el antígeno, reduciendo así la eficacia del remedio, tal y como recalcó el experto en el citado medio. 

Ahora, un equipo de investigación de la Universidad de Hong Kong ha planeado reclutar voluntarios para aceptar inyecciones de vacunas mixtas producidas por diferentes fabricantes. Así, los participantes recibirían el primer pinchazo del suero de Pfizer y el segundo de Sinovac Biotech. Con este método esperan conseguir una mejor eficacia de protección frente a la administración de una única vacuna.