CORONAVIRUS

Hallan en Japón una extraña variante

La Eek, se ha hallado en pacientes que no viajaron al exterior. Se teme que pueda ser más resistente a las vacunas.

Hallan en Japón una extraña variante
KIM KYUNG-HOON REUTERS

La aparición de nuevas variantes del coronavirus mantiene en alerta a las autoridades sanitarias de todo el mundo. En Japón la preocupación va en aumento debido a un incremento de casos entre los que predomina la mutación E484K, conocida comúnmente como Eek.

Se trata de una nueva variante que se está extendiendo en el país asiático y que en el mes de marzo fue detectada en el 70% de los pacientes de un hospital de Tokio, concretamente en el Tokyo Medical and Dental University Medical Hospital. Según revelaron los responsables del centro, ninguno de los afectados había viajado al extranjero ni había contacto con nadie que lo hubiera hecho.

El surgimiento de estos casos ha activado las alertas de las autoridades japonesas, ya que la variante E484K es conocida por recudir la protección de las vacunas y Japón, al igual que sucede en el resto del mundo, aún necesitará tiempo para alcanzar la ansiada inmunidad de rebaño a través de la vacunación.

Además de en Tokio, la variante Eek podría estar detrás del aumento de casos que se ha registrado en Osaka y en las prefecturas de Hyogo y Miyagi, aunque las autoridades sanitarias no descartan que haya sido provocado por la variante británica. No obstante, en el caso del hospital de Tokio donde se detectó la nueva mutación ninguno de los pacientes estaba afectado por la cepa británica.

La aparición de esta mutación y de otras variantes de la cepa original del coronavirus preocupa a los expertos por la posibilidad de que se conviertan en más resistentes a las vacunas, algo que, no obstante, consideran como un fenómeno que no es extraño. Por ello, hacen un llamamiento a la calma, ya que no se espera que las mutaciones supongan un cambio relevante para la efectividad de las vacunas.

"No es de extrañar que existan variantes -se estima que puede haber 1.200, de las cuales 400 están en observación-, pero no es aterrador”, asegura en el diario italiano Corriere della Sera Fabrizio Pregliasco , virólogo de la Universidad de Milán y director médico del Irccs Galeazzi en Milán. “A medida que continúe la campaña de vacunación, y se inmunice más gente, el virus intentará crear otros capaces de evadir las vacunas, pero muchos serán, por así decirlo, insignificantes”, añade el experto italiano.