CORONAVIRUS

Madrid se interesó por la compra de la vacuna rusa, la Sputnik V

Las autoridades del Ejecutivo madrileño se han reunido hasta tres veces con intermediarios de la vacuna rusa, la Sputnik V, para su compra y administración en la región.

Madrid se interesó por la compra de la vacuna rusa, la Sputnik V
MANAURE QUINTERO REUTERS

La Comunidad de Madrid ha mantenido tres reuniones con intermediarios de la producción y distribución de la vacuna rusa, Sputnik V, con el objetivo de adquirir dosis para su administración en la región, tal y como ha confirmado la Consejería de Sanidad al diario ABC.

Según informa el rotativo, una de las reuniones tuvo lugar en la Consejería de Sanidad el pasado 11 de febrero. Allí, estuvieron presentes varios altos cargos de la Consejería de Sanidad. Entre ellos, el consejero, Enrique Ruiz-Escudero; y el viceconsejero, Antonio Zapatero. Por parte de Rusia estuvo Pedro Mouriño, cónsul honorario del país en Vigo y CEO de IberAtlantic, empresa que tiene un acuerdo para producir la vacuna en la fábrica de Zendal en Porriño (Pontevedra).

Sanidad madrileña pretendía “explorar el mercado internacional y mantener abiertas todas las posibilidades ante la inoperancia del Gobierno”, tal y como aseguran fuentes conocedoras de la vacunación.

No se alcanzó un acuerdo

La Comunidad de Madrid consideraba que la legislación permite a las comunidades autónomas adquirir las vacunas que considere oportuno siempre que se cumpla con la legislación de la Unión Europea. Por ello, los negociadores siempre mantuvieron la postura de que para que se certificase la compra “era necesario que la Agencia Europea del Medicamento” autorizase el uso de emergencia del fármaco.

“La intención era llegar a un preacuerdo de compra que beneficiase a todo el Sistema Nacional de Salud y que todos los españoles pudiesen acceder a las dosis. Se trataba de ganar tiempo”, señalan desde la Consejería. Por su parte, Mouriño garantizó que, si la vacuna consiguiera los permisos de la Agencia Europea del Medicamento antes del verano, Madrid podría disponer de las dosis pactadas en la fecha deseada.

Países como Hungría o Eslovaquia han ignorado el acuerdo común de los países de la Comisión Europea para la compra coordinada de vacunas y han adquirido dosis de la Sputnik V sin que la Agencia Europea del Medicamento haya autorizado su uso en territorio comunitario. No obstante, estos casos no autorizan a ninguna comunidad autónoma a comprar vacunas por su cuenta, pues necesitarían un permiso “para situaciones especiales” de la Agencia Española del Medicamento.

Sin contactos con otras empresas

Las negociaciones con intermediarios para la adquisición de la vacuna Sputnik V son las únicas que la Consejería de Sanidad de Madrid ha iniciado. El motivo, posiblemente, es que, según Zapatero, el fármaco es el mejor del que se dispone ahora mismo para inmunizar contra la COVID-19.

Por tanto, Madrid no ha establecido contactos con otras compañías que están fabricando vacunas administradas por todo el mundo, como Novavax o Sinopharm.