CORONAVIRUS

El nuevo plan de Sanidad para el cierre de interiores en bares y restaurantes

El documento propone clausurar el interior de los locales hosteleros cuando la tasa de incidencia acumulada sea de 150 casos por 100.000 habitantes.

El nuevo plan de Sanidad para el cierre de interiores en bares y restaurantes
Milos Bicanski Getty Images

La Ponencia de Alertas del Ministerio de Sanidad, en la que participan técnicos de todas las comunidades autónomas, lleva trabajando desde diciembre en un documento que recoja el endurecimiento de las restricciones en la hostelería de aquellas comunidades que se encuentren en el nivel 3 de alerta, con una incidencia de COVID-19 superior a los 150 casos por 100.000 habitantes.

Dicho documento, publicado por la Cadena Ser, va a ser estudiado este jueves por la Comisión de Salud Pública y propone cerrar el interior de los bares y restaurantes a partir de esta esa incidencia. Si se implantara ya, esta medida afectaría a Madrid, Cataluña, Asturias, País Vasco, Navarra, Ceuta y Melilla. Sin embargo, de ser aprobado por Salud Pública hoy, no podría entrar en vigor hasta después de Semana Santa, ya que también tiene que someterse a debate en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Las terrazas podrán seguir funcionando

En caso de ser ratificado por el Consejo Interterritorial, los interiores hosteleros de regiones en nivel tres deberán cerrar, mientras que las terrazas podrán permanecer abiertas al 75%, “con grupos de clientes separados y sentados, sujetos a las condiciones de reuniones (6 personas)”, especifica el borrador. En el nivel de alerta 4, con una incidencia de 250 casos por 100.000 habitantes, deja el “aforo del exterior al 50% y limitación de horarios”, mientras que, si la incidencia supera los 500 casos, se procederá al cierre del establecimiento, permitiéndose solo el servicio de recogida y entrega a domicilio.

En cualquier caso, deberá haber una distancia de al menos 1,5 metros entre sillas de diferentes mesas y se hará uso de la mascarilla cuando no se esté comiendo ni bebiendo.

Limitación de reuniones sociales

Por otra parte, el documento también plantea limitar las reuniones en el ámbito público y privado a un máximo de cuatro personas no convivientes en las comunidades que estén en el nivel 4 de alerta, con un riesgo “muy alto”. En el nivel 3 se recomienda “limitar al máximo” los contactos sociales fuera del entorno familiar y se permiten reuniones de hasta seis personas, salvo para convivientes. En el nivel 2, se aconseja “relacionarse en burbujas sociales estructuradas” y se fija el límite de reuniones en 10 personas no convivientes. Por último, en el nivel 1 se permiten reuniones de 15 personas como máximo.