CORONAVIRUS

La advertencia de la OMS sobre una posible cuarta ola de la COVID-19

Mike Ryan, director de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud, advierte sobre la posibilidad de enfrentar una nueva ola si no se mantiene la guardia alta.

covid-19, salud, enfermedades, vacunas, restricciones, oms, contagios
FRANCIS MASCARENHAS REUTERS

"No es el tiempo de relajarse con las medidas, si lo hacemos corremos el riesgo de tener una nueva ola de casos. Las medidas individuales de prevención, vigilancia sanitaria pública y vacunaciones son los tres pilares fundamentales en estos momentos y solo si se complementan podemos conseguir que los confinamientos sean una cosa del pasado. Si falla uno de ellos, volveremos a medidas sociales a gran escala".

Son palabras de Mike Ryan, director de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se muestra muy tajante a la hora de mantener la prudencia a pesar de que más de un centenar de países han comenzado sus respectivas campañas de vacunación y tras constatarse que la pasada semana el número de contagios globales subió un 7%, después de seis semanas de descensos.

No en vano, el experto irlandés detalló que unos 115 países han comenzado a inocular las vacunas y ya se han administrado en el planeta 265 millones de dosis, aunque la distribución aún es desigual.

“Un 80% de ellas se han usado en solo diez países”, advierte Ryan, que en cambio celebra que el mecanismo COVAX, red solidaria de suministro de vacunas, ya ha enviado unos 10 millones de dosis a una decena de países, entre ellos Colombia, Ghana, Costa de Marfil o Corea del Sur.

¿Es posible acabar con el virus en 2021?

No obstante, una de las principales cabezas visibles de la OMS en la lucha contra la pandemia, hace un llamamiento para no tirar por tierra todo el esfuerzo realizado hasta la fecha. "Entiendo que todos estemos cansados y hartos, pero el control está en nuestras manos, nos acercamos a la luz al final del túnel", señala Ryan, para quien todavía queda un largo camino por recorrer.

"Es irrealista y prematuro pensar que podemos terminar con este virus a finales de año. Pero sí creo que podemos reducir las hospitalizaciones y las muertes, para terminar con el miedo y la tragedia de esta pandemia", concluye el experto.