CORONAVIRUS

La triple amenaza de la variante brasileña que mantiene en vilo al mundo

Una reciente investigación sugiere que podría ser más transmisible, tener una carga viral hasta diez veces más elevada y ser capaz de evadir el sistema inmune de aquellas personas con anticuerpos.

covid-19, salud, enfermedades, variante brasileña
LOIC VENANCE AFP

Si durante semanas, la variante británica ha ocupado los esfuerzos de la comunidad científica internacional por comprender sus implicaciones, la variante brasileña de la COVID-19, bautizada como P.1, va camino de convertirse en el principal quebradero de cabeza para los expertos debido principalmente a tres grandes amenazas.

Al menos es lo que se desprende de sendos estudios preliminares, a cargo expertos del Centro Brasil-Reino Unido para el Descubrimiento y Diagnóstico de Abrovirus (CADDE) y de la Fundación Oswaldo Cruz, que concluyen que la variante brasileña podría tener una carga viral hasta diez veces más elevada y es capaz de evadir el sistema inmune de aquellas personas que ya tenían anticuerpos contra el coronavirus. Y además, parece que más trasmisible.

"Probablemente hace las tres cosas al mismo tiempo: es más transmisible, invade más el sistema inmune y probablemente debe ser más patogénica", señala a Efe Ester Sabino, profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo (USP).

De este modo, los resultados del trabajo a cargo de los investigadores brasileños e ingleses indican que la nueva variante originaria del estado de Amazonas, cuya capital es Manaos, epicentro de la pandemia en Brasil tanto en la primera como en la segunda ola del coronavirus y vive un colapso sanitario desde finales del año pasado debido a la explosión de casos y de ingresos por covid-19, es entre 1,4 y 2,2 veces más transmisible que los que la preceden y "probablemente" es uno de los factores que están detrás de la segunda ola del coronavirus en Brasil.

Los científicos concluyeron además que la nueva cepa es capaz de evadir el sistema inmune y causar una nueva infección en parte de los individuos ya infectados por la SARS-CoV-2, concretamente entre el 25 y el 61%.

"No se pueden explicar tantos casos a no ser por la pérdida de la inmunidad", añade Sabino, quien coordinó el estudio junto con el investigador Nuno Faria, de la Universidad de Oxford.

Mayor carga viral

Por su parte, otro estudio divulgado también el pasado viernes por investigadores de la Fundación Oswaldo Cruz de la región amazónica indica que la carga vírica en el organismo de los individuos infectados con la P.1 puede ser hasta diez veces mayor.

No es de extrañar por tanto, a tenor de las conclusiones de las últimas investigaciones, que Brasil sea a estas alturas uno de los países más castigados del mundo por la pandemia. Pero la preocupación trasciende los límites de las fronteras brasileñas ya que si la variante P.1 inicia la conquista de otros países y continentes, las consecuencias pueden ser catastróficas.