CORONAVIRUS

El ejemplo de Dolly Parton: dona un millón de dólares a la vacuna y espera su turno

La cantante estadounidense de 75 años ayudó hace un año, con su dinero, a Moderna para su desarrollo e investigación y ahora ha podido recibir la primera dosis.

Dolly Parton vacuna Moderna coronavirus donación dosis
@DollyParton Twitter

En medio de debates y polémicas sobre la vacunación de altos cargos y personalidades importantes, hay ejemplos que llaman la atención por todo lo contrario, por remar a favor de la investigación y el desarrollo de las vacunas, algo que tiene su recompensa. El año pasado, la artista estadounidense Dolly Parton donó un millón de dólares a Moderna para ayudar en la creación de la vacuna.

La cantante de country fue de las primeras en destinar su propio dinero para la investigación de la vacuna contra el coronavirus. Y un tiempo después, tras esperar a que le tocara su turno, la estrella, de 75 años, ha dado ejemplo y ha podido acceder a la inyección de la primera dosis.

En el mes de noviembre se dio a conocer que Parton se encontraba como una de las principales inversoras de la investigación de la vacuna de Moderna, al aparecer en un informe preliminar. Hizo la donación del millón de dólares a través de la Universidad de Vanderbilt en Nashville (Tennessee), con el nombre “Dolly Parton COVID-19 Research Fund”.

Mensaje de felicidad y de ánimo para vacunarse

Parton recibió su propia medicina. Con esta manera ingeniosa tituló la propia cantante su proceso de vacunación en su cuenta de Twitter, junto a un extenso vídeo en el que afirma lo siguiente: “Estoy tan emocionada, he esperado bastante tiempo. Así que estoy muy feliz por poder recibir mi dosis de Moderna hoy y quiero decirles a todos que también deberían hacerlo. He cambiado una de mis canciones a propósito de la ocasión”.

La cantante ha realizado una nueva versión de su tema Jolene, en el que anima a vacunarse: “Vacúnate, te lo ruego, no lo dudes. Vacúnate, porque una vez que estás muerto es un poco tarde”. “Puedo sonar graciosa, pero hablo muy en serio sobre la vacuna. Todos queremos regresar a la normalidad, donde sea que se haya ido”, prosigue.

Y concluye con un alegato final antes de mostrar su vacunación: “Quiero alentar a todos a que cuanto antes nos sintamos mejor, más rápido regresaremos a la normalidad. Así que quiero decir a todos los cobardes de allí fuera: ¡No seáis gallinas! Salid y recibid vuestra dosis”.

Su accidente de coche y la inversión en Moderna

Junto al National Institute of Allergy and Infectious Diseases y la Universidad de Emory, Parton se encuentra entre las que más dinero ha puesto para que Moderna haya podido crear las dosis de su vacuna. Ese montante llegó a sus laboratorios en abril tras enterarse de los avances de la farmacéutica por una amiga suya, Naji Abumrad.

Abumrad es médica del Instituto Vanderbilt de Infección, Inmunología e Inflamación de la Universidad de Vanderbilt en Tennessee. Ella fue quien ayudó a tratarla en 2014 cuando la intérprete tuvo un accidente automovilístico, y desde entonces se hicieron amigas.

“Me sentí muy orgullosa de haber sido parte de ese pequeño capital inicial que, con suerte, se convertirá en algo grandioso y ayudará a sanar este mundo. ¡Dios sabe que lo necesitamos!”, contó hace unos meses en la BBC.