ELECCIONES CATALUÑA

Las propuestas estrella de los nueve partidos en las Elecciones Catalanas

La gestión de la crisis sanitaria, económica y social provocada por la COVID-19 ocupa predomina los programas electorales de las diversas fuerzas políticas.

Las propuestas estrella de los nueve partidos en las Elecciones Catalanas
EFE

Sigue en directo la última hora de las Elecciones Catalanas del 14-F: votación, resultados, recuento, escrutinio...

Las elecciones de la Cataluña están a la vuelta de la esquina. Este viernes es el último día de campaña y los diferentes partidos apuran sus últimas horas para convencer a los votantes indecisos de que se decanten por ellos en los comicios del próximo domingo 14 de febrero. Para ello, recurren a los puntos sus programas electorales que pueden resultar más atractivos para la sociedad. Así, en este 2021 marcado aún por la pandemia, predominan las propuestas centradas en la gestión de la crisis sanitaria, económica y social, aunque también recogen otros aspectos como el proceso de independencia.

Ciutadans

El programa electoral de Ciutadans se basa en 10 puntos clave, aunque está centrado principalmente en el caso del procés. El partido más votado en las elecciones al Parlament catalán en 2017 aboga por poner fin al procés “para restaurar la convivencia y unir a todos los catalanes al margen de sus ideas políticas”. En este sentido, el partido naranja promete “cortar de raíz el despilfarro del procés para destinar esos recursos a mejorar los servicios públicos de todos los catalanes” y “proteger los derechos lingüísticos de todos los catalanes y acabar con la persecución del español acordada por el nacionalismo y el Gobierno de Sánchez e Illa”.

Económicamente, el partido naranja buscará la vuelta de las empresas a Cataluña y reactivar una economía que ha quedado mermada por la crisis de la COVID-19. En este apartado, destaca la intención de aprobar ayudas para “los padres y madres que tengan que cuidar a sus hijos en cuarentena obligatoria sin necesidad de PCR positiva” o de bonificar el 100% del IBI a las familias que se hayan visto afectadas por la pandemia mientras dure la situación de emergencia sanitaria.

En materia de Sanidad, también se hace alusión directa a los estragos causados por la pandemia: “Priorizaremos la inversión sanitaria para paliar los efectos de la pandemia”. Así, aseguran que revertirán los recortes realizados, acabarán con la precariedad laboral de los profesionales sanitarios y trabajarán en la ley de derechos sobre el final de la vida que haga efectivo el derecho de los catalanes en el acceso a la eutanasia y los cuidados paliativos de calidad, entre otros aspectos.

Por otro lado, la apuesta en educación del partido liderado por Carlos Carrizosa se basa en fomentar el trilingüismo garantizando una “educación moderna y de igualdad de oportunidades”.

Junts per Catalunya (JxCat)

Entre las 50 propuestas del programa electoral de JxCat, destaca la de solicitar un “referéndum acordado y vinculante” si las fuerzas independentistas obtienen más del 50% de los votos: Ante el escenario probable que el Estado mantenga su posición de intransigencia e inmovilismo, no tendría ningún sentido que el movimiento independentista optara por una estrategia de espera indefinida. Habrá que seguir avanzando”.

El programa electoral del partido encabezado por Laura Borràs también contiene otras medidas, como la de implantar nuevas políticas de salud “a favor de una nueva forma de gestión de la pandemia que refuerce la prevención y que permita mantener el máximo posible de actividad económica y salvar los puestos de trabajo”.

Por otra parte, se plantea la necesidad de crear una nueva estructura que dé respuesta a cuestiones actuales sobre emergencia climática o feminismo. Asimismo, apuestan por la inmersión lingüística, aprobando el Pacto Nacional por la Lengua como instrumento para “poder vivir plenamente en catalán y promover la lengua y la cultura catalanas en el ámbito digital”

Las políticas económicas del partido catalán pasan por crear un Banco Nacional de Cataluña y seguir potenciando la internacionalización de la economía catalana en el mercado global. Además, tratarán de negociar con los agentes sociales y económicos el incremento del Salario Mínimo por encima del 1.200 euros mensuales.

Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT)

El PDeCAT se presenta a las elecciones catalanas en solitario tras separarse de JxCat al tener perspectivas diferentes respecto al conflicto secesionista catalán. Por lo tanto, en este sentido se dirigen las principales propuestas del partido encabezado por Àngels Chacón.

En su programa electoral, el PDeCAT no renuncia a la independencia, sino que manifiesta “las dificultades inminentes” para declarar una república catalana. Además, ensalzan la figura de Artur Mas, líder del partido entre 2016 y 2018, y que ha mostrado públicamente su apoyo a la candidatura.

Además, desde el PDeCAT se ofrecen como la “llave” para la gobernabilidad “sin tener que depender de la CUP ni de los partidos que apoyaron el 155”.

Su programa está compuesto por siete puntos temáticos diferentes: “Nuestro reto”, “el reto nacional”, “por un pacto intergeneracional”, “políticas sociales”, “Cataluña en el mundo”, “economía y trabajo” y la “gobernanza”.

Esquerra Republicana (ERC)

En su programa electoral, ERC defiende la amnistía de los presos políticos y da un importante protagonismo a la lucha por la independencia, que debe alcanzarse mediante un referéndum pactado con el Gobierno central, para adquirir “reconocimiento internacional inmediato” y mejorar la vida de la población. Sin embargo, el partido del actual president de la Generalitat en funciones, Pere Aragonès, no descarta una “acción unilateral del independentismo”, si el Ejecutivo central se niega a negociar. Aseguran que es una herramienta “válida y democrática”.

Por otra parte, ERC también pretende lanzar una “reconstrucción económica y social como base para la República”. En lo económico, pretenden desplegar una Agencia Tributaria de Cataluña que gestione todos los impuestos y crear una banca pública “que aporte más competencia en el sector y que garantice la financiación al sector productivo”.

En materia social destaca la creación de una consejería de Igualdad y Feminismos, el lanzamiento de un plan de precios y becas no discriminatorio en la universidad que tienda a la gratuidad y el refuerzo de la atención primaria de los servicios sociales con un plan de transformación digital. 

Partido de los Socialistas de Catalunya (PSC)

El partido liderado por el antiguo ministro de Sanidad, Salvador Illa, basa su programa electoral en seis ejes: la cogobernanza federal, reconstrucción de los servicios públicos, igualdad, ecologismo, desarrollo económico e innovación en la industria.

Una de las medidas estrella es el federalismo. Piden más participación de las comunidades en la gestión de los impuestos, crear una hacienda federal “que haga realidad el pleno reconocimiento de las Comunidades Autónomas como auténticas entidades superando el enfoque de descentralización exclusivamente del gasto” y aprobar una ley que reconozca la pluralidad lingüística de España. Este último punto, en cambio, no supone un posicionamiento a favor del independentismo, ya que la propuesta de los socialistas es “superar el proceso independentista” para garantizar “un mejor autogobierno y una mejor colaboración con las instituciones”.

Por otra parte, el PSC plantea reactivar la economía “desde el liderazgo público” y formar un gobierno que haga una “gestión política eficaz” mediante “recortes ideológicos de los sucesivos gobiernos nacionalistas e independentistas en Cataluña”, mejorando los servicios públicos, especialmente en el sistema sanitario.

En materia social, abogan por una “coeducación real y no solo educación mixta de niños y niñas”, promover políticas que favorezcan la conciliación familiar e impulsar planes de igualdad en las empresas. Respecto a ecologismo, pretenden firmar un acuerdo para la rehabilitación energética de edificios y fomentar la movilidad eléctrica y sostenible, con el objetivo de impulsar una “transición ecológica y digital” hasta 2050.

En Comú Podem

La coalición Catalunya en Comú y Podemos, cuya candidata es Jéssica Albiach, apuesta en su programa electoral por un servicio sanitario ampliado y 100% público para todas las personas que viven en la comunidad, incluyendo el dentista público y la atención psicológica pública. 

También destaca la creación de nuevo escudo social para ayudar a los trabajadores que reciben menos del salario mínimo, acabar con el abandono y la segregación social u obligar a los grandes propietarios a poner sus viviendas en alquiler. Además, la coalición de izquierdas aboga por una “reconstrucción y recuperación” de los servicios públicos y el impulso de políticas feministas. Por ello, prometen crear una Conselleria de Feminismos y LGTBI + “para mejorar la gestión de todas las políticas de igualdad de género y diversidad afectivo-sexual, que garantice la transversalidad de forma coordinada con Presidencia y el ICD y para reforzar las direcciones y unidades de igualdad de todas las consejerías y departamentos”.

Sobre el independentismo, En Comú-Podem desea impulsar una declaración política para reconocer a la región como “una única nación”, de modo que haya un autogobierno en Cataluña. Son partidarios de un referéndum, pero solo si está respaldado por un acuerdo con el Estado y tras “la introducción en la Constitución de un supuesto de consulta referendaria de ámbito territorial”.

Candidatura d’Unitat Popular (CUP)

La formación que tiene como candidata a Dolors Sabater defiende fervientemente la independencia de Cataluña, por lo que en su programa electoral incluye un plan nacional para el referéndum, la amnistía de los presos políticos y la “construcción de los países catalanes”, que debería realizarse antes de 2025. Prefiere pactar con el Gobierno, pero no descarta hacerlo de manera unilateral ni recurrir a la “desobediencia civil y la autotutela de los derechos como herramienta para lograr el cambio político”.

Otra de las medidas estrella está centrada en la educación, a la que se destinaría el 6% del PIB catalán, además de bajar las ratios en las escuelas y acabar con la segregación. Por otra parte, en materia económica, CUP proponen una renta básica universal de 735 euros al mes, un plan de seguridad laboral para recuperar los puestos de trabajo perdidos y regular el alquiler de los pisos vacíos de bancos, grandes tenedores y fondos buitre.

Por último pretende desprivatizar la Sanidad, destinando el 25% del gasto sanitario a la atención sanitaria, y hacer que la banca y servicios esenciales como el agua, la energía o el transporte pasen a ser públicos.

Partido Popular de Cataluña (PPC)

El Popular de Alejandro Fernández tiene el objetivo de luchar contra el independentismo al considerar que ha llegado el momento de realizar un “cambio real, basado en la centralidad, la modernidad y devolver la Generalitat a todos los catalanes”. Para ello, han impulsado 101 propuestas en su programa, entre las que destacan la recuperación de la Sanidad tras la pandemia reforzando la atención primaria y protegiendo a los pacientes y profesionales sanitarios dignificando sus condiciones económicas.

En cuanto a la economía la meta es el regreso de las empresas que se marcharon “por culpa del procés”, así como la nacionalización de estas. Especialmente preocupan la hostelería y restauración, para quien los populares prometen un plan de rescate, además de una reactivación del pequeño comercio y del turismo en Cataluña.

Vox

Como Ciutadans y PP, el objetivo de Vox es frenar el independentismo, al que el partido califica como un “golpe de estado que sigue activo en Cataluña”. Asimismo, busca la protección de la industria y el sector primario español, promoviendo la “entrada de productos nacionales ante la entrada ilegal de productos extranjeros”.

Por otra parte, Vox se centra en ayudar al sector hostelero y turístico, eliminando la tasa turística y, de manera temporal, los impuestos que deben pagar los establecimientos que han estado cerrados. También pretenden reducir, en general, los impuestos “que ahogan a los catalanes”, incluidos los tramos del IRPF.

En cuestión social, quieren clausurar centros de MENAS, poner fin al 'top manta' y evitar la okupación y los 'narcopisos'. Además, prometen “proteger a los catalanes de la inmigración ilegal”, expulsando a los inmigrantes ilegales y suprimiendo las subvenciones a este sector.