ACTUALIDAD

El plan de Google para evitar la fatiga de sus trabajadores

La compañía norteamericana ha puesto en marcha algunas medidas destinadas a aumentar el bienestar de los empleados.

El plan de Google para evitar la fatiga de sus trabajadores
Arnd Wiegmann Reuters

La pandemia instauró de forma mayoritaria en numerosas empresas el teletrabajo. Las restricciones enfocadas a reducir la movilidad provocaron que los empleados desempeñaran sus funciones desde sus domicilios y desde ese momento, comenzaron a modificarse algunas rutinas desconocidas hasta la fecha. 

Algunas compañías han tenido que buscar formas de ayudar a sus trabajadores para mantenerse enfocados en sus tareas a la vez que dedican tiempo a sus familias, como es el caso de Google que desvela la revista especializada Inc.

Mejorar el rendimiento

A través de un memorando dirigido a sus asalariados, el director ejecutivo de la firma tecnológica, Sundar Pichai, les animó a tomarse un periodo para ellos mismos y evitar el agotamiento.

Con el fin de ayudarlos, ha puesto en marcha algunas medidas destinadas a reducir el enfoque en el trabajo. Así, ofrece a sus empleados dos días libres adicionales. Pese a que ya se estableció el 18 de diciembre de 2020 y el 4 de enero de 2021 como jornadas de bonificación para toda la empresa, sus directivos reconocen que existen diferentes objetivos y necesidades dentro de los equipos.

Además del tiempo libre extra, la empresa ha dispuesto un plan para que sus miembros eviten el agotamiento mientras trabajan: "No hay semanas de reuniones". Tal y como suena, se trata de semanas en las que no hay reuniones programadas.

Flexibilidad

Según describe Pichai en la misiva, es una manera simple y efectiva de ayudar al equipo a tener más tiempo y despejar su agenda de citas. Es una medida que muchos empleados agradecerán, puesto que el teletrabajo ha aumentado notablemente las videoconferencias.

Google también está brindando a sus equipos una mayor flexibilidad para adaptar las iniciativas a la manera que mejor se ajuste a cada grupo. Con ello se favorece un espacio en el que los empleados desarrollan su trabajo de forma independiente y se facilita una desconexión por completo.