ACTUALIDAD

El robo de perros en Reino Unido sube un 250% en la pandemia

La compañía que han hecho los animales durante el confinamiento los ha convertido en un negocio para los ladrones ingleses.

El robo de perros en Reino Unido sube un 250% en la pandemia

Pasar el confinamiento a solas ha sido una de las peores situaciones que ha podido vivir una persona en los últimos meses. Muchas de ellas han visto mitigada su soledad gracias a la compañía de sus inseparables amigos, los perros. En Reino Unido, los robos de estos animales han crecido hasta un 250% en solo un año por la alta demanda para hacerse con uno.

Wayne May, que se dedica a intentar encontrar mascotas perdidas y robadas en Dog Lost, es quien señala este enorme incremento: “He estado haciendo esto durante treinta años y 2020 ha sido el peor año, es una pandemia en sí misma”, señaló en declaraciones a la agencia AFP. May añadió: “Es más lucrativo ser un ladrón de perros que ser un traficante de drogas ahora en el Reino Unido. Si te atrapan robando un perro, te arriesgas a una multa ridícula de 200 o 250 libras”.

El beneficio potencial para los ladrones es significativo. Según Pets4Homes, una web online para ventas y adopciones de mascotas, el precio medio de compra de un perro es de 1.883 libras, más del doble que en el mismo período del año anterior (888 libras). Algunos cachorros de las razas más famosas como bulldogs, pugas, spaniel o caniches pueden encontrarse por 4.000 dólares.

Un gran daño emocional

Mike Jasper paseaba con su perro Ted cuando un hombre se le acercó y empezó a hacerle preguntas sobre el animal. De pronto, otro hombre le atacó por detrás, derribándolo y, entre los dos, le arrebataron a su perro. Su hija relató a SkyNews que la familia se había hecho con Ted para ayudar a Mike a lidiar con la depresión y la ansiedad y que, desde que había sido robado, no puede salir de casa y se encuentra “completamente roto”.

La coordinadora de Dog Lost, Karen Harding, añadió a este mismo portal de noticias que “los delincuentes y el crimen organizado ven una oportunidad para conseguir dinero del robo de perros como nunca antes”. El ataque sobre Mike Jasper, al sur de Londres, ha hecho cambiar la actitud de muchas personas que pasean a sus perros: “Le dejaría correr y desaparecer, pero ahora tiendo a asegurarme de que está cerca de mí todo el rato”.