CORONAVIRUS

¿Qué tipo de mascarillas hay que llevar en función del contacto con el virus?

Desde mañana también deberán usarse en la vía pública. Las higiénicas son las recomendables para la población sana. Los EPI se reservan para el servicio médico.

Una persona corre con una mascarilla.
Zuma / SplashNews.com GTRES

El Gobierno anunció a través del Boletín Oficial del Estado (BOE) que desde este jueves será obligatorio el uso de mascarillas en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no sea posible mantener una distancia de seguridad interpersonal de al menos dos metros. Una norma para la población a partir de los seis años y que hasta el momento se había reducido a espacios cerrados y al transporte público, donde ya era obligatorio. Estas son las mascarillas que deberá llevar la población:

Mascarillas para población sana

Las mascarillas higiénicas son las más útiles para evitar los contagios poblacionales. Se utilizan para complementar las medidas de distanciamiento físico e higiene y evitar la propagación del virus. Cubren la boca, la nariz y la barbilla, están compuestas por capas de material textil y pueden ser reutilizables o de un solo uso. No se tratan de un Equipo de Protección Individual (EPI) ni un producto sanitario. Las mascarillas auto-filtrantes (N95, FFP2, FFP3) no se recomiendan para su uso por la población general, ya que al no estar expuesto al virus de forma directa no mejora el rendimiento y pueden dificultar la respiración. Además, al ser personal no especializado puede contaminarse en su colocación y deben reservarse para el úso médico. 

Un grupo de personas pasea con mascarillas higiénicas.

Mascarillas para personas enfermas

Para la población que se han contagiado por la COVID-19, tienen síntomas compatibles o han dado positivo en algún test pese a no presentar síntomas, sí que será recomendable que utilicen mascarillas quirúrgicas, manteniéndose en casa para evitar la posibilidad de su propagación. Estas limitan la transmisión de agentes infecciosos, ya que están diseñadas para filtrar el aire exhalado. 

Una mujer de 88 años con mascarilla quirúrgica.

Mascarillas para personas en contacto con el virus

Las personas en contacto con el virus, así como grupos vulnerables como los pacientes inmunodeprimidos y grupos con una indicación clínica deberán utilizar equipos de protección individual (EPI). El personal sanitario utilizará las mascarillas FFP2 sin válvula en la atención a pacientes con COVID-19 confirmado o con sospecha, en consultas, atención domiciliaria, hospitalización, transporte, urgencias, cirugía, farmacia hospitalaria, laboratorios para el personal más expuesto y tareas de limpieza. Mientras que las mascarillas FFP3 se limitarán a intervenciones y procedimientos donde se hayan podido producir aerosoles por pacientes contagiados o con sospecha. En la atención sanitaria de pacientes de los circuitos no COVID-19 llevarán mascarillas quirúrgicas.

Un profesional equipado con una mascarilla FFP2.

Mascarillas para niños

Si los niños usan mascarillas (no son obligatorias en la vía pública hasta los seis años) también serán higiénicas, al igual que la población media sana. Existen mascarillas acordes a cada rango de edad a partir de los tres años. En el caso de que hayan dado positivo por COVID-19 o presenten síntomas sí que se recurrirán a mascarillas quirúrgicas o higiénicas con especificación UNE.