NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MTB

La policía, tras los ciclistas que no cumplan las normas en Collserola

La Policia Local de Sant Cugat del Vallès destina una unidad a perseguir a los ciclistas que no cumplan con la normativa en el pulmón verde de Barcelona.

Actualizado a
En Collserola.
Policia Sant Cugat del Vallès

La sierra de Collserola se ha convertido en un escenario de tensiones crecientes entre ciclistas de montaña (MTB) y las autoridades locales. Este parque natural, que abarca terrenos de nueve localidades diferentes, ha sido durante mucho tiempo un lugar popular para la práctica del Mountain Bike, a pesar de las restricciones legales que prohíben circular por senderos de menos de 3 metros de ancho.

Sin embargo, en los últimos tiempos, la presión sobre el uso de los senderos para la práctica del MTB en Collserola ha aumentado considerablemente, en parte debido al aumento exponencial del ciclismo de montaña en la época post-pandemia. Sant Cugat del Vallès, una de las localidades que forma parte de Collserola, ha tomado medidas drásticas para frenar esta tendencia.

La semana pasada, de manera sorpresiva, se hicieron públicas las sanciones emitidas por la Policía Local de Sant Cugat a ciclistas de montaña que fueron sorprendidos utilizando senderos de menos de 3 metros de ancho. Esta acción ha generado controversia entre los amantes del MTB y ha elevado la tensión en la comunidad.

El caso es que además de las regulaciones generales de Collserola, Sant Cugat aprobó en 2018 una ordenanza municipal que reafirma la prohibición de circular en bicicleta por senderos de menos de 3 metros de ancho. La novedad radica en que la Policía de Sant Cugat ha intensificado sus esfuerzos para hacer cumplir esta regulación de manera activa.

La policía se ha situado en la salida de uno de los senderos más populares de la zona para multar a los ciclistas que descienden por él. Esta medida ha resultado en la imposición de multas a varios ciclistas. Tras un primer fin de semana de persecución activa, la Policía de Sant Cugat anunció su campaña de persecución en su cuenta de Instagram, recordando a los ciclistas que deben respetar la convivencia y el medio ambiente.

La publicación en Instagram incluía imágenes de bicicletas eléctricas utilizadas por la policía, así como fotos de las e-bikes estacionadas en la salida de uno de los senderos más populares de la zona. También se mostraba una imagen en la que, aparentemente, se identificaba a un ciclista a la salida del mismo sendero, aunque se difuminaba su rostro. Y se acompañaba con el siguiente texto: "Mañana saldremos todos a disfrutar de Collserola. Recordamos que debemos respetar la convivencia y el entorno. Circular a más de 20km/h al lado de peatones o circular por senderos son infracciones graves".

Esta no es la primera vez que se producen acciones de este tipo, con la policía llevando a cabo campañas de persecución de ciclistas de montaña. Si bien se han registrado casos similares en el pasado en ciudades como Madrid, la intensificación de las sanciones en Collserola, y su publicidad previa en redes sociales, ha generado un debate en curso sobre el equilibrio entre el disfrute de la naturaleza y la regulación del MTB en áreas naturales protegidas.