Síguenos

ESCALADA

Un niño de 8 años, el más joven en escalar El Capitan

Sam Adventure Baker escala en varios días y junto a su padre la imponente pared -casi 1.000 metros de altura- del Parque Nacional de Yellowstone.

0
Un niño de 8 años, el más joven en escalar El Capitan
@samueladventure

"¡Lo hemos conseguido! Y luego hicimos una pequeña fiesta con las luces de discoteca. Qué semana tan increíble. Estoy muy orgulloso de Sam. Completa la ascensión con cuerda más joven de El Capitan. En unos años podría estar de vuelta rompiendo más récords". Así comunicaba JOe Baker, el padre de Sam Adventure Baker, que ambos habían llegado a la cima del imponente muro del Parque Nacional de Yellowstone este fin de semana. Tras dormir en un saco doble con el padre ("el niño quería un abrazo", dice su padre) ya solo les queda hacer el camino de bajada, de unos 12 kilómetros. Pero esta vez andando. 

La aventura empezó el martes y el equipo lo formaban hasta cuatro personas, una de las cuales va por delante colocando las cuerdas para que el resto las sigan. La aventura, de 4 días y 3 noches en los que además de escalar ha jugado al ajedrez, ha comido lasaña y ha visto la película del El Rey León, se ha podido seguir a través de las redes sociales de los padres y del joven protagonista. Uno de los momentos más memorables ha sido el despliegue de una pancarta durante el camino (cerca de la ascensión) que decía "Te quiero mamá, ya casi llegamos".

Bueno, en realidad, la aventura empezó hace 18 meses, que es el tiempo que ha estado entrenando Sam Adventure Baker para afrontar un reto como el de ElCap. Y es que este imponente muro tiene unos 900 metros de altura. Entre otras cosas, para preparar la ascensión, padre e hijo habían escalado antes el Moonlight Buttress (unos 300 metros), en el Parque Nacional de Zion (Utah). Una preparación que le ha valido para superar un récord que tenía Pearl Johnson, de 9 años, conseguido en 2019.

La escalada en roca forma parte de esta familia desde hace muchos años. Su padre llegó a afirmar un día que "Sam tenía puesto un arnés antes de que aprendiera a caminar" y su madre siempre le ha apoyado: "Es muy feliz haciendo lo que hace". Así, con tres años ya estaba escalando el Garden of the Gods en Colorado Springs.  Y para los curiosos, sí, Adventure es su segundo nombre real, puesto por los padres al nacer, no un apodo que le hayan puesto ahora.