Síguenos

Surf

Sesiones de surf y olas gigantes que se dan una vez en la vida

Los mejores vídeos de surf de la semana van de sesiones memorables, en olas gigantes y no tan gigantes desde Australia hasta Portugal pasando por Marruecos.

0
Sesiones de surf y olas gigantes que se dan una vez en la vida
YouTube

Una semana más, cual mañana en la M30 o en el nuevo túnel de Glòries de Barcelona, en As Acción se nos acumulan los vídeos de surf que nos gustaría publicar. Así, los juntamos en un mismo artículo que los hace todavía más espectaculares. Esta vez, con sesiones que parecen el paraíso, la ola de la vida de un surfista y el día de la década de un spot portugués.

El paraíso del surfista

En la mente de cualquier surfista, el paraíso debe distar muy poco de lo que se puede ver a veces en Superbank. Desde Snapper Rocks hasta Greenmount, pasando por Rainbow Bay, cuando esta ola rompe deja imágenes memorables de una ola tras otra, con un -o más- surfista en cada una y un paisaje digno de admirar. Como la que se vivió a principios de marzo (arriba) o la que se vivió a finales del mismo mes (abajo).

La ola de su vida

El surfista Othmane Choufani estaba en Hawái disfrutando de la temporada de olas grandes en el archipiélago del pacífico -y con el calor que hay en las islas americanas- cuando vio que un swell XL ponía rumbo a su país, Marruecos. Decidió anticipar su vuelta y a las pocas horas estaba en Agadir, dispuesto a domar las olas gigantes del país africano. Valió la pena, cogió la ola de su vida, considerada como el mayor tubo que se ha surfeado jamás allí, en la ola que llaman el "Teahupoo marroquí".

El día de la década

Marzo fue reamente un gran mes para el surf de olas grandes en varias partes del mundo. De Marruecos viajamos ahora hasta Portugal, donde en un spot llamado La Bahía rompieron tubos gigantes de hasta 10 segundos. Los locales aseguran que fue "el mejor día de la década". Y allí estaban surfistas de la talla de Kanoa Igarashi, Leo Fioravanti y Frederico Morais para aprovecharlo.

La izquierda de Mavericks

La única ola gigante que tiene una película en Hollywood es Mavericks, en Half Moon Bay (California, Estados Unidos). Y Luca Padua la surfea desde los 13 años, con lo que a los 21 se ha convertido en uno de los mejores locales de esta ola. Tanto es así que se atreve con la temible izquierda y no con la típica derecha, que es más fácil (o menos difícil, mejor dicho).