Temas del día
Síguenos

Surf

10 años de caídas en olas gigantes: los peores wipeouts de Nic von Rupp

El surfista portugués dedica su vida a la caza de olas grandes, una disciplina del surf que ofrece grandes recompensas... y grandes caídas.

10 años de caídas en olas gigantes: los peores wipeouts de Nic von Rupp
YouTube

A lo largo de todos estos meses de pandemia hemos seguido las aventuras de Nic Von Rupp. Cuando estaba confinado, rememorando viajes a Indonesia o a Namibia; y cuando no, surf trips a la Costa da Morte gallega, a la ola más grande del mundo, a la más peligrosa de Europa o a la búsqueda de nuevas olas en Marruecos, entre muchas otras cosas. A su vida no le falta picante, que digamos.

El caso es que son muchos años sobre su tabla de surf desafiando olas que la mayoría de mortales como mucho verían desde un acantilado, a una distancia prudente. Y si bien ha obtenido grandes imágenes y sensaciones seguramente indescriptibles, también ha caído muchas veces en ese camino. Olas como Nazaré, Cave o Mullaghmore no admiten errores y, cuando se dan, se sufre de lo lindo.

En este nuevo vídeo de su webserie en YouTube, Nic von Rupp muestra un recopilatorio de esas caídas (wipeouts en el argot surfero) que ponen los pelos de punta. Desde Escocia en 2011, cuando era un chavalín que se quería comer el mundo y no sabía ni dónde se metía hasta este último año, en el que la experiencia le ha llevado a poder enfrentarse a mayores desafíos. Con comentarios e impresiones sobre dichos wipeouts. "Bienvenidos a otro episodio de mi vida. Hoy os traigo lo que todos estábais esperando: sangre, sudor y lágrimas. Sé que os va a gustar. Estas son mis peores wipeouts...".

Tras 14 minutos de wipeouts y de la reflexión que os hayan podido generar, conviene también citar una frase del propio protagonista: "Algunas personas con las que hablo, especialmente surfistas profesionales, ven los wipeouts como algo negativo, como una especie de fracaso. Pero un wipeout es progreso. Cuando caes, significa que estás desafiando tus límites, superando esa línea de lo que parece factible y lo que no". Realmente, la línea entre el éxito y el fracaso es muy fina...