Síguenos

Surf

Superado por el miedo ante las olas gigantes de Epsilon en Belharra

Vincent Duvignac relata su experiencia con el surf a remo en un documental sobre el último swell que despertó a la ola gigante del País Vasco francés.

Superado por el miedo ante las olas gigantes de Epsilon en Belharra
YouTube

À la rame es un documental que pone la piel de gallina, genera respeto y provoca sonrisas a partes iguales. "Un balón de oxígeno de 10 minutos inyectado justo antes del segundo confinamiento en Francia", dice su protagonista, el surfista de olas grandes Vincent Duvignac.

Este pequeño vídeo relata la aventura que vivió el surfista francés los días 29 y 30 de octubre del 2020, cuando las olas gigantes generadas por lo que quedaba del huracán Epsilon en el Atlántico Norte alcanzaron el Golfo de Vizcaya. El swell despertó al gigante vascofrancés Belharra, que rompe solamente en contadas ocasiones frente a la costa de Urrugne, en el País Vasco francés.

La intención de Vincent Duvignac era enfrentarse a remo con este monstruo, que mueve toneladas de agua mar adentro, con una tabla que le habían hecho de 13 pies (4 metros) y 30 kilos. Así, enseña las conversaciones con su shaper, los momentos previos a la sesión, las conversaciones 'nerviosas' que se producen antes de enfrentarse a un reto de este calibre, etc. "Algunos se prepararon para el reto con una moto de agua; otros, los más experimentados o atrevidos, lo intentearon remando", dice la descripción del vídeo en YouTube:

Spoiler: el despertar de Belharra no acabó bien para Vincen Duvignac. No consiguió lo que quería. Está convencido de que se puede coger a remo una ola como la de Belharra, pero el reto es la colocación y la capacidad de conocer los límites de uno propio. De hecho hay un momento en el que confiesa que sintió "miedo" cuando vio a un barco volando y que por eso no se atrevió a remar esta ola gigante. Pero el vídeo sí consta de otras fotos y clips -espectaculares- de compañeros como Pierre Rollet o Peyo Lizarazu que sí surfearon ese día.

Finalmente, el vídeo acaba con el surfista francés sacándose la espinita en el mismo swell XXL pero al día siguiente y en La Nord (más al norte, en Hossegor), donde coge auténticos tubazos y olas grandes -que no gigantes- ante las cámaras de Mosy Production, autor del vídeo.