Síguenos

MTB

Radiografía de un Youtuber: Daniel Race

Hablamos con uno de los youtubers de MTB más relevantes de España. Millones de visualizaciones en sus videos y más de 120.000 suscriptores avalan su trabajo como creador de contenidos.

0
Entrevista Daniel Race youtuber MTB ciclismo
@danielrace_

Nacido y criado en un entorno deportivo, la vida de Daniel Pagés parecía predestinada a que girase alrededor de la actividad física. Con un padre maratoniano y judoka, una madre profesora de gimnasia y varios familiares dedicados incluso a la práctica deportiva de alto rendimiento, todo hacía indicar que era un camino propicio para desarrollarse como persona. Y así fue.

Primero como deportista dentro del sacrificado mundo de la natación, más tarde adentrándose en el exigente triatlón y finalmente abriéndose camino en el ciclismo. Con estudios y años de entrenador de por medio, lo que no imaginaba Daniel hace tan solo unos pocos años es que en el 2020, y a sus 33 años, sumaría bajo su pseudónimo Daniel Race 120K suscriptores en un canal de YouTube especializado en MTB.

Es por todo esto que no hemos querido perder la oportunidad de incluir a Daniel en nuestro ciclo ‘Radiografía de un Youtuber’, un seriado de entrevistas en el que conocemos mejor los perfiles de creadores de contenidos más relevantes de la escena hispanohablante en el ámbito del MTB y los deportes de acción.

Daniel en plena acción sobre su MTB.

¿Cuándo y cómo empezaste en YouTube?

No recuerdo la fecha exacta, pero sí que recuerdo que fue una época en la que se juntaron dos factores determinantes. El primero es que a nivel profesional llegué a un punto en el que, sin haberme dedicado antes hacer vídeos ni nada por el estilo, me encontré trabajando la generación de contenidos para ciertas marcas deportivas. Parece ser que con pocos recursos era capaz de conseguir llenar sus redes sociales.

Por otro lado era una época en la que estaba cambiando continuamente de lugar de residencia, con lo cual no tenía una grupeta, un grupo de entrenamiento con el que salir con la bici y compartir vivencias.

Se juntaron los dos factores y en un momento determinado dije, bueno, voy a dejar de grabar para terceros, o voy a seguir haciéndolo pero también voy a aprovechar mis experiencias para grabar contenido en mi propio canal. Como no tengo grupeta, voy a intentar compartir en Youtube mis experiencias… y cuatro años después, pues aquí estamos todavía.

¿Qué vídeo y por qué define mejor lo que quieres transmitir en tu canal?

Es muy difícil porque creo que tendré entre 500 y 600 vídeo en mi canal de YouTube. Si tengo que elegir uno, seguramente me quedaría con el que hice el año pasado de mi primera experiencia en un bikepark.

Es un vídeo en el que relato todo lo que siente una persona cuando vive una experiencia por primera vez. Cosas como los nervios, la motivación, el éxtasis o el caerte y de golpe que se te vayan las expectativas por los suelos. Todo eso combinado con una experiencia en el extranjero, en este caso en un bikepark de Italia, con varias marcas relacionadas con el mundo del MTB dándonos la oportunidad de probar material nuevo, bicis que todavía no habían salido al mercado… Es un poco esa conjunción de experiencia personal unido al ámbito profesional o de industria del MTB.

En tus vídeos vemos un Daniel Race que no parece tener filtros. Que transmite confianza y es fiel a sus sensaciones. ¿Es esta una de las claves del éxito de tu canal?

Desde el principio he sido una persona que no le ha importado mostrar sus carencias o sus puntos débiles. Cuando tengo un día malo y no soy capaz de bajar por una trialera lo publico, y no tengo ningún problema. El día que soy una bala o me siento como una bala bajando por una trialera también lo publico. No hay filtros.

Cuando tengo un día malo y no soy capaz de bajar por una trialera lo publico, y no tengo ningún problema.

Directamente lo que intento es transmitir la experiencia exactamente igual que como la estoy viviendo yo para que todos aquellos que no tienen la oportunidad de vivirla, por la razón que sea, también se sientan partícipes.

¿Cuánto tiempo le dedicas a crear contenidos en YouTube?

Mucho tiempo. Mucho. Al final he llegado a hacer un cálculo para intentar simplificarlo, y es cierto que hay vídeos que requieren de poco tiempo de grabación y de edición, y otros que son todo lo contrario.

Si hago una media, yo creo que cada vídeo que publico en mi canal tiene aproximadamente entre 4 y 6 horas de trabajo entre grabación, edición, publicación y difusión en redes. Eso es lo que me cuesta más o menos ‘parir’ cada uno de los vídeos que saco en YouTube.

¿En qué momento te diste cuenta que tu canal había triunfado?

Lo del triunfo o el éxito es algo muy relativo. Yo personalmente no mido el éxito en base cifras. Para mí el éxito es poder dedicar el tiempo que tengo a aquello que realmente me gusta, y el canal de Youtube me está ayudando a conseguirlo.

Sí que puedo decir que algo que marcó una diferencia importante fue simplemente ir por la calle y que de golpe alguien te reconozca. Que te paren por la calle para decir que ven tu canal, e incluso que te pidan un autógrafo, era algo impensable hace unos años para mí. Que te digan cosas como que han perdido 10 kilos gracias a la motivación que encuentra en tus vídeos… eso sí que son muestras de éxito para mí. Ya no por ser más o menos conocido, sino porque haya gente a la que le puedas inspirar y ayudar a tener un estilo de vida más saludable y más activo.

¿Cómo es tu relación con tus suscriptores?

Intento mantener una relación completamente transparente y directa. Sin filtros. Siempre que hay un acuerdo de colaboración o un patrocinio con una marca, siempre explico el por qué de mis decisiones. Para mí lo más importante son los suscriptores.

Como he dicho antes, entré en este mundo de YouTube con el objetivo de compartir, y yo sigo viéndolo de esa manera. Cada vez son más los suscriptores, pero sigo pensando que son mi grupeta y que con ellos tengo que actuar igual que con la grupeta que salgo cada fin de semana.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Daniel Race (@danielrace_) el

Leo absolutamente todos los comentarios que me ponen en todas las redes sociales, aunque tengo que reconocer que es inalcanzable contestar a todo el mundo. Al menos para un perfil como el mío, que no tengo community manager ni lo quiero tener. Pero siempre que puedo contesto consultas, les doy mi opinión e incluso a veces dar ánimos por una situación personal concreta.

Digamos que sin llegar a cruzar la línea de la amistad, porque obviamente yo no les conozco tanto como quizás ellos a mí por ver mis vídeos, pero siempre intento estar muy cercano. Esa es mi manera de interpretar mi relación con los suscriptores. Ser lo más cercano posible a pesar de la distancia.

¿Existe un lado oscuro en YouTube?

Sí, probablemente sí que existe. Es cierto que en ocasiones llegan propuestas de marcas que para una persona que lleva años trabajando en el marketing digital precisamente vinculado a marcas deportivas como puede ser mi perfil pues directamente te parecen absurdas. Son libres de intentarlo, habrá quien las acepte.

Luego por otro lado existe una rivalidad entre youtubers de la misma categoría. Es increíble la expansión que ha tenido el fenómeno youtuber deportivo en España y en nuestro idioma. Esto no sucede ni siquiera en habla inglesa, ni en otros países como Italia o Francia.

Esto hay quien lo interpreta como una competición, pero bueno, yo personalmente no entro en estos juegos. Simplemente intento focalizar mi energía en aspectos positivos que me puede aportar la plataforma y la comunicación con mi audiencia. Y si alguien que realmente ve que el crecimiento de mi canal pueda ir en su contra o lo entienda como una competición, pues es su problema. No es algo que me interese.

¿Cómo de rentable es crear contenidos para tu canal?

Yo creo que en este caso la rentabilidad es muy subjetiva porque depende en gran medida del tiempo de dedicación en cada video, del retorno económico que te otorga y sobre todo de las expectativas.

Creo que si entiendo tu pregunta desde un mero punto de vista laboral, te diría que la rentabilidad es muy baja. Sin embargo, si lo enfoco desde la perspectiva de una persona que tiene un estilo de vida determinado vinculado al mundo del deporte te diría que la rentabilidad es muy alta porque, más allá de lo que genere a nivel económico, me está dando la oportunidad de acceder a experiencias, materiales y personas que teniendo un perfil anónimo no podría acceder.

Yo creo que ahí está la verdadera riqueza, la verdadera rentabilidad de tener un canal de YouTube como el mío. Por la cantidad de puertas que se te abren y la cantidad de cosas que estoy viviendo. Algo que si no me hubiese dedicado a crear contenido no tendría la oportunidad de hacerlo.

¿Cuál es la clave del éxito en YouTube?

No sabría decirte. Si lo supiese sería admitir que tengo éxito, y no es algo de lo que esté 100% seguro. Entiendo que a mis suscriptores les gusta el contenido que hago, pero no tengo una clave concreta. Hay muchos canales y supongo que cada uno tendrá su tecla especial.

En mi caso, como decía antes, yo lo que intento aplicar siempre es ser yo mismo. No hay filtros. Esta es mi cara, sacando los buenos y los malos momentos, mostrarme tal y como soy. Esa es la clave. Habrá a gente que le guste y a otros que no. Pero en ningún caso van a estar viendo un personaje.

De hecho, tengo anécdotas de gente que me he encontrado por la calle, he estado hablando con ellos un rato y al despedirse me dicen: “Joder Dani, si es que eres igual que en el canal”. A lo que yo les respondo que por qué tendría que ser diferente.

¿Dónde ves tu canal de aquí a 5 años?

Imposible decirte. No soy una persona que mira a largo plazo, y menos todavía con temas relacionados con redes sociales donde podemos ver que plataformas como Facebook está cayendo en picado, y otras como Messenger desaparecieron de un día para otro.

El deporte ha sido el hilo conductor de mi vida, lo sigue siendo y espero que así sea para siempre porque soy un fanático de esta manera de entender la vida.

De momento tengo ganas de seguir, a pesar de que hay días que a lo mejor son un poco más duros y te cuesta grabar. Pero en general cada vez tengo más afección por mi audiencia y creo que viceversa, y eso me da energía para seguir teniendo experiencias nuevas y compartiéndolas.

Si no es Youtube, porque desaparece o porque aparece otra cosa nueva, me es lo mismo, seguiré compartiendo experiencias ya sea en un medio digital o en uno personal con los compañeros que tenga a mi alrededor. Esa es mi manera de verlo. Por ahora lo que sé seguro es que hay que disfrutar del momento. Carpe Diem.