Síguenos

Freeride

Núria Castán, la snowboarder que hizo historia a pesar de ripar solamente en fin de semana

Gracias a su familia y a su empeño, la rider de Almoster consiguió llegar al Freeride World Tour mientras paralelamente se graduaba en diseño gráfico.

Núria Castán, la snowboarder que hizo historia a pesar de ripar solamente en fin de semana
Bewolfish

Núria Castán Baron nació el 4 de octubre de 1997 y es de Almoster, una pequeña localidad cercana a Reus, en la provincia de Tarragona. Se de la situación de que esta población, que no llega a 1.500 habitantes, está ubicada a tan solo 20 kilómetros de la playa y en cambio a más de 200 de la nieve, donde la snowboarder se ha convertido en una de las mejores freeriders del mundo.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Núria Castan (@nurcastan) el

Del esquí al snowboard y el FJT

Los primeros esquís llegaron a los pies de Núria Castán con tan solo 3 años y no sería hasta las 8 primaveras cuando se pasaría al snowboard. Empezó dando clases con monitores y aprendiendo al lado de su hermana. Y com a su padre, Josep Lluís Castán, le encantaba la nieve, lo tenía 'fácil' para hacer feliz a su hija. 

La snowboarder de Almoster recuerda que se enganchó rápidamente. Le encantaba ir "rapidísima y recta", pero debido a sus estudios y a su población de residencia, solo podía hacerlo los fines de semana. Eso sí, cada fin de semana (durante la temporada de invierno).

Viajar y deslizarse

Núria Castán no es solamente una apasionada del snowboard. Otras de sus pasiones son viajar -ha estado en Nueva Zelanda, Francia, Estados Unidos, Austria, Noruega, Italia, Suiza, Andorra, Canadá o Japón- y practicar otros deportes de deslizamiento como el wake o el surf. De hecho, buena parte del pasado verano se la pasó de surf trip en furgoneta por el norte... 

Así, con 14 años empezó a participar en el circuito europeo del Freeride Junior Tour, con caída incluida en la primera competición. "Me impresionó", asegura. Y aunque la mayoría de eventos le quedaban lejos y que su disciplina no recibía apoyo alguno, la ayuda de sus padres le permitió seguir adelante con su carrera en el freeride. Se podría decir que fueron su patrocinador principal durante muchos años.

Su padre, que la acompañaba en coche a todas partes, vio como en 2015, el último año en el Freeride Junior Tour, su hija se proclamaba subcampeona de Europa de snowboard freeride. Los siguientes pasos eran el FWQ... y la universidad.

@nurcgraphic, la parte artística

Núria Castán Baron empezó la carrera de diseño gráfico en Tàrrega (Lleida), aunque haría su último año en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Así explica su decisión: "Además del snowboard, el arte ha sido mi otra pasión y forma de vida desde pequeña, me ha encantado pensar y reflejar diferentes formas de expresarme; con pintura, fotografía, lápiz, arte digital o cualquier manera de hacerlo. Por esta razón, decidí estudiar la carrera de diseño gráfico, para ayudar a quien necesite expresar algo y comunicar una idea".

En la actualidad, la snowboarder reusense trabaja para la marca de esquís de madera Liken Skis realizando diseños exclusivos para sus clientes y solamente le falta el proyecto de final de carrera para obtener el título. Sus trabajos de diseñadora se pueden seguir en la cuenta @nurcgraphic:

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de NC - (@nurcgraphic) el

Pionera nacional del FWT

Con 18 años Castán vio como su referente, la snowboarder suiza Estelle Balet, fallecía -con tan solo 21 años- a causa de una avalancha mientras grababa una película en los Alpes. Eso le hizo replantearse muchas cosas, pero le sirvió para dar un paso adelante a nivel mental.

Durante los próximos 4 años estaría compitiendo en el Freeride World Qualifier, el circuito de freeride clasificatorio para el Freeride World Tour. Y poco a poco se acercaba a su objetivo de ser primera y conseguir la plaza para el FWT. En 2018 fue tercera y en 2019 se quedó en el segundo puesto, a las puertas de la victoria. Todo ello mientras seguía subiendo solamente los fines de semana a la nieve, porque entre semana seguía con sus estudio.

La temporada 2019/2020 empezó como era habitual, aunque no por ello tenía menos mérito: triple victoria en las competiciones de Nueva Zelanda como son Remarkables (4*), Mount Olympus (2*) y Remarkables (2*). Y de repente, a pocos días del inicio del FWT, la lesión de Manuela Mandl le daba una plaza para entrar en la élite del snowboard freeride. Una grata 'sorpresa' que la convertía en la primera mujer española en conseguirlo.

Formar parte de la familia del Freeride World Tour es un sentimiento inexplicable. Es un sueño hecho realidad. Desde que entré en el Freeride Junior Tour en el 2013 que he soñado con llegar a la élite del Freeride y estar entre las mejores del mundo. Sabía que era difícil, pero con mucho trabajo lo hemos logrado

Núria Castán

Con tan solo 22 años, Castán es con diferencia la rider más joven del circuito (las demás participantes tienen entre 27 y 41 años). Pero ni eso ni las 'novatadas' en las dos primeras pruebas le impiden alzarse con un histórico segundo puesto en Ordino Arcalís (Andorra), en la que fue 'su casa' durante muchos años. Allí consiguió los puntos necesarios para acabar 4ª y clasificarse para la gran final de Verbier -que no se disputará por la pandemia de coronavirus- y para el FWT 2021.

Así es como subiendo solamente los fines de semana a la nieve, viviendo lejos de la mayoría de los escenarios de competición y sin el apoyo de las instituciones; pero con el apoyo de sus padres, el trabajo de sus entrenadores Jan Casals y Narcís Vilà, así como el apoyo de sus patrocinadores, Núria Castán llegó a la élite del freeride mientras se sacaba una carrera. Casi nada.

Esta temporada se ha mudado a la nieve, a Aramon Cerler, donde empezó el snowboard para ella. Allí seguirá entrenando para ganar, lo que ella define como "una sensación muy buena en tu interior, que se apodera de ti para darte más fuerza y seguir progresando", aunque "esa sensación tiene que salir si realmente crees que la has merecido y lo has dado todo por ello". No hay duda de que así será.